6 de marzo de 2007

España/Brasil.-Seis años de cárcel para dos españoles que traían a brasileñas para prostituirlas en un club de Santander

Las chicas venían a Santander "engañadas" sobre "las condiciones leoninas" de trabajo

SANTANDER, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 1 de Santander ha condenado a la burgalesa María del Carmen S.G., alias 'Mayka', a cuatro años de prisión por un delito de de prostitución y otro de inmigración clandestina, mientras que el santanderino Fidel I.D. deberá de cumplir dos años de prisión como cómplice de sendos delitos, al considerarse probado que entre ambos traían a chicas brasileñas para prostituirlas en el club Angelo's de Santander.

Se da la circunstancia de que 'Mayka', que ejercía de 'madame' del prostíbulo, fue ya condenada en junio de 2005 a siete años de prisión por explotar a otras extranjeras en el mismo club, si bien en aquel juicio Fidel I.D. fue absuelto por falta de "pruebas de cargo".

Según se recoge en la sentencia, 'Mayka', junto con Emilio Zorrilla -ya fallecido y que fue condenado también a siete años por la Audiencia Provincial de Cantabria como cabecilla de la red de prostitución- regentaban el club Angelo's, "dedicado a la prostitución por parte de las mujeres que se hospedaban y trabajaban en él".

Para surtirse de prostitutas, Zorrilla contactaba con Francisco Assís, residente en Brasil, que "localizaba chicas dispuestas a ir a trabajar a España", las cuales sufrían una "precaria situación económica".

Las mujeres, "seducidas por las mentiras de Emilio Zorrilla y Francisco sobre las promesas y ofertas de trabajo, aceptaban viajar a Santander, engañadas acerca de su futuro oficio o, conociéndolo, pero engañadas acerca de las condiciones leoninas que tendrían que cumplir".

El 7 de mayo de 2003, Zorrilla convenció a la testigo protegido número 1 (el nombre se ha ocultado para su seguridad) para que, "dejando su empleo de cajera, aceptase trabajar como recepcionista de hotel, con un salario muy superior" en Santander.

Tras pagarle el billete de avión, le dijeron que en el aeropuerto de Bilbao dijese que era la novia de Zorrilla, siendo el procesado Fidel I.D. el encargado de transportarla desde la ciudad vasca al club santanderino. Este acusado era el encargado de "recoger a las chicas y trasladarlas al club, donde actuaba como vigilante para que no hubiera protestas en el personal o huidas".

Fue en el Angelo's donde la chicha brasileña fue informada por 'Mayka' de que no la esperaba el trabajo pactado, sino que "había contraído una deuda de 2.550 euros y que, para pagarla, no tendría el empleo prometido, sino que tenía que obtener ingresos practicando el alterne y el contacto sexual con los clientes".

La forma de pago impuesto se basaba en "un sistema de tarifas por servicios, horarios y sanciones económicas impuestos por la casa, sin contrato de trabajo ni alta en la Seguridad Social, yendo todos sus ingresos a amortizar la deuda y sin poder percibir dinero alguno hasta que el débito estuviese saldado".

AMENAZARON A UNA CHICA CON "NO VOLVER A VER A SUS PADRES"

Según destaca el magistrado, la joven "no podía regresar a Brasil, no conocía el idioma y no tenía dinero", negándose a ejercer la prostitución, a lo que la 'madame' le amenazó con que si no pagaba la deuda "no volvería a ver a sus padres".

Tras permanecer en el Angelo's "unos días", se fugó a Soria, donde tenía una conocida que trabajaba en otro club, "presentando denuncia en la comisaría de dicha ciudad".

La Policía Nacional realizó un registro judicial en el Angelo's, ubicado en la Travesía San Martín de Santander, donde "fueron halladas ocho mujeres colombianas y brasileñas, siete de ellas en situación de estancia irregular en España", encontrándoselas "alternando con clientes y con vestimenta propia de esta actividad".

Otra mujer, testigo protegida número 2, "vivió una experiencia similar" a la primera, en este caso "sabiendo que se dedicaría a la prostitución", pero "no se atrevió a huir por miedo".

Además de la prisión, María del Carmen S.G. deberá de abonar una multa de 3.240 euros y Fidel I.D. otra por importe de 1.350 euros.