3 de enero de 2007

España.- Carlos Alonso Palate se convierte en la primera víctima mortal de ETA desde el 30 de mayo de 2003

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ciudadano ecuatoriano Carlos Alonso Palate, uno de los dos desaparecidos tras el atentado con furgoneta bomba de ETA del pasado sábado en el aparcamiento de la T-4 del aeropuerto de Madrid-Barajas, se ha convertido en la primera víctima mortal de la organización terrorista desde el 30 de mayo de 2003, día en el que fueron asesinados en Sangüesa (Navarra) los policías nacionales Julián Embid y Bonifacio Martín.

Embid y Martín, de 53 y 56 años, respectivamente, fallecieron por la explosión de una bomba-lapa que los terroristas habían adherido a los bajos del vehículo del Cuerpo Nacional de Policía que utilizaban como oficina móvil del DNI.

Desde entonces, la única persona que había perdido la vida víctima del terrorismo fue la empresaria zaragozana Ana Isabel Herrero, a quien un 'comando' de los GRAPO descerrajó varios disparos cuando intentaban secuestrarla junto a su marido el 6 de febrero pasado.

El cadáver de Palate fue localizado esta tarde en el interior de su vehículo por los equipos de emergencias que participan desde el pasado sábado en las labores de desescombro del aparcamiento D de la T-4 del aeropuerto madrileño, según confirmaron a Europa Press en fuentes policiales.

Aún queda por hallar al otro ciudadano ecuatoriano Diego Armando Estacio Civizapa, quien, según informó el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, descansaba en su coche en el aparcamiento donde ETA colocó la furgoneta-bomba, mientras su novia acudía a la terminal a esperar a unos conocidos que llegaban de viaje.