29 de enero de 2007

España.- "El cine hispano está en un momento muy fuerte que debemos celebrar", afirma el mexicano Guillermo Del Toro

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

La carrera meteórica de 'El laberinto del fauno', con sus seis nominaciones a los Oscar y los siete premios Goya acaparados ayer, hacen pensar a Guillermo del Toro que "el cine hispano está en un momento muy fuerte que debemos celebrar". "Nunca en la historia de los Oscar había habido veinte nominaciones para películas de habla hispana", dijo el realizador, cuyas máximas expectativas de cara a la gala de los premios de Hollywood son "caber en la butaca y que me valga el traje".

Tras la 'resaca' de premios de la pasada noche, Del Toro restó importancia a las críticas que consideran sólo española o mexicana su película. "El que quiera encontrarle tetas a las gallinas que las busque con cuidado de la forma que quiera. Y el que quiera ser discordante en México diciendo que la película es española, o el mexicano que dice que es mexicana, que le forren los zapatos y que siga adelante por la vida", enfatizó un director que pese a tener la oportunidad de hacer cine en Hollywood sueña con hacer cine en España.

Convencido de que "hay que celebrar la bendición de que exista cine español y cine mexicano" exitoso, detalló que no le gusta encasillarse en un género, y en el caso de 'El laberinto', en el fantástico. "La emoción no conoce la prudencia; no hay peor cine que el que no emociona", dijo, criticando que a quienes intentan encorsetar su película en el género fantástico, o el histórico, "o que si es española, o si es mexicana".

Es por ello, que Del Toro incide en que quiere "contar las historias que me interesa". "Hay que hacer el cine que nos interesa, sin tener la peor de las censuras, que es la autocensura". "El cine te da la posibilidad de soñar con lo que te dé la gana", señaló, criticando que desde Hollywood quieran "vendernos que el único cine que existe es el americano, para mantenernos en el corralito".

UNA PALMADA EN LA ESPALDA

Sobre sus aspiraciones a los Oscar, Del Toro confesó que se conforma con "salir con un premio y una pequeña palmada en la espalda, que es maravilloso". Pero irse con la manos vacías no le preocupa. "En Cannes, tuve una ovación de pie durante veinte minutos y no nos llevamos ningún premio y, para mí, es uno de los momentos más acojonantes de mi vida", afirmó el director, que después de la tempestad de premios empezará a rodar en junio en Los Angeles su próxima película.

Mientras, disfruta del éxito cosechado por 'El laberinto del fauno' en EE UU, donde está entre las cuatro que mejor crítica recibieron en todo el año. Con más de una docena de premios, la cinta abrió en 16 copias y ahora cuenta con 800, rozando la barrera de los 15 millones de dólares de recaudación. "Se ha convertido en la tercera película más exitosa de habla hispana en toda la historia en EE UU", destacó.

(EUROPA PRESS)