11 de septiembre de 2007

España/Colombia.- Un concejal de Gijón recuerda el asesinato del sindicalista Luciano Romero junto a siete refugiados

GIJÓN, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Cooperación, Cultura Tradicional y Política Lingüística del Ayuntamiento de Gijón, Jesús Montes Estrada, recibió hoy en el Consistorio a siete de los ocho refugiados colombianos participantes en el Programa de Acogida de Víctimas de Violaciones de Derechos Humanos. Durante el encuentro, el concejal de IU recordó el fallecimiento, hace dos años, del sindicalista Luciano Romero Molina, que en su momento también estuvo acogido en el Principado de Asturias, y que fue secuestrado y asesinado a su regreso a Colombia.

El responsable municipal de Cooperación tuvo palabras de recuerdo también para las víctimas del atentado terrorista del 11-S en Nueva York, así como para todas las víctimas mortales del régimen de Augusto Pinochet en Chile, de cuyo golpe de Estado al Gobierno de Salvador Allende se cumplen hoy 34 años.

En cuanto al asesinato del sindicalista colombiano, el concejal reiteró el apoyo prestado por todos los sindicatos, partidos políticos y Ayuntamiento en pleno, por la memoria y la causa del fallecido. Además, aseguró a los participantes en el actual programa, con una estancia de entorno a los seis meses, que el Ayuntamiento "trabajará para que no carezcan de nada", y mostró su apoyo a su causa socio-política a la vez que aseguró que "es compartida, entendida y aplaudida".

El concejal recordó que en Colombia, el Gobierno de Álvaro Uribe "tiene como propósito machacar todo tipo de movimiento social con la excusa de la guerrilla", y criticó que participen en esa actuación "los militares, los paramilitares y los medios de comunicación del país".

Entre los ocho refugiados que estarán unos meses en Gijón, con la colaboración de la organización 'Son de Paz', se encuentran tres universitarios, dos sindicalistas y dos defensores de los Derechos Humanos, que han pedido que no se hagan públicos sus nombres debido a su condición, ya que se marcharon de Colombia ante las "amenazas de muerte", como ellos mismos indicaron.

Por su parte, el coordinador del programa, el también colombiano Javier Orozco, indicó que en los cinco años del Gobierno de Álvaro Uribe han sido asesinados 537 sindicalistas y criticó que los tribunales nacionales "no investiguen los casos" con la consecuente "impunidad" para los autores.

Asimismo, señaló que "sólo un tres por ciento de los casos se investiga, y en ellos se individualiza a los autores materiales, que suelen ser sicarios del narcotráfico, pero nunca se investiga a los autores intelectuales que se encuentran entre personalidades del empresariado y altos cargos políticos". Orozco agradeció el apoyo del Principado de Asturias en el caso de Luciano Romero ya que "la investigación avanzó por eso".

Además, recordó que desde que falleció Romero Molina han asesinado a 120 sindicalistas más, y que "en lo que va de 2007 han muerto 22 personas por sus ideas sociales o políticas". Por todo ello, indicó que están preparando dos campañas de actuación social en Colombia, una para que se realice una reforma agraria democrática, "ya que están quitando las tierras a los campesinos a punta de pistola y fuego", y un proyecto de reforma política con participación social para "poder impulsar alternativas al régimen narco-militar de Uribe", concluyó.