11 de agosto de 2008

España/Colombia.- La fundación Baleària impulsa un proyecto para crear empresas sostenibles en Colombia

PALMA DE MALLORCA, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

La fundación Baleària proyecta la creación de un tejido de empresas que creen riqueza a partir de la biosfera y mejoren la calidad de vida del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, un conjunto de islas colombianas situadas en el Caribe y declaradas reserva de la biosfera por la UNESCO, con el objetivo es recuperar y aprovechar los magníficos recursos medioambientales de la zona.

La idea está impulsada por la Fundació Baleària, que en octubre de 2007 firmó un convenio para su desarrollo con el Consell Insular de Menorca, institución que se encarga de su financiación.

El proyecto es necesario en este archipiélago, afectado por hondas diferencias sociales y donde es necesario trabajar por la integración entre las comunidades arraigadas, los descendientes de los antiguos esclavos de la época colonial que constituyen la población autóctona; y las no raizales, fundamentalmente habitantes procedentes del interior de Colombia.

Así, la propuesta que la Fundació Baleària presentó al Consell Insultar de Menorca apostaba por la mejora agroecológica del suelo, el cultivo del plátano, la producción de hongos comestibles, el aprovechamiento de subproductos pesqueros, el uso artesanal de fibras natura les o la adecuación de senderos ecológicos como primeros pasos para el desarrollo de la región.

El plan, que según el convenio citado debe ejecutarse en dos años, entre otras cosas porque constituye un ejemplo de su Responsabilidad Social como empresa, esto es, "la aportación del mundo de los negocios al Desarrollo Sostenible" según el director del proyecto, Josep Vicent Mascarell, quien viajó el pasado mes de noviembre a Colombia.

"En San Andrés intentamos crear riqueza a favor de la sociedad y de la biosfera, cumpliendo con la responsabilidad social que toda empresa debe tener con el planeta y con la humanidad, con los más desfavorecidos y con los excluidos o en peligro de extinción", añadió Mascarell, mediante comunicado.

En comunidades como la de San Andrés, para que el desarrollo sostenible sea una realidad es "necesario que el crecimiento económico estimule el respeto al medio ambiente y el progreso sociocultural".

Ya se han dado los primeros pasos en esta dirección: la Fundación Baleària, en colaboración con otras instituciones como Coralina -Corporación para el desarrollo sostenible del archipiélago- está ayudando a impulsar un vivero de empresas que ya existía en la región y que se denomina "Incubar Islas Vivas".

La próxima reunión de la comisión de seguimiento del proyecto tendrá lugar durante el próximo mes de septiembre y a partir de la misma podrán comenzar a observarse resultados más concretos de este proyecto iniciado en San Andrés, toda vez que además de desarrollar las herramientas antes mencionadas se pondrán en marcha las primeras empresas.

Las finalidades de este vivero residen en crear una cultura empresarial, ayudar al crecimiento de emprendedores y consolidar las empresas ya existentes. Y para ello ya se han diseñado una serie de herramientas, como una plataforma para crear empresas sostenibles que seleccionará aquellas compañías a las que se debe ayudar según los criterios de generación de riqueza a favor de la biodiversidad.

La plataforma incentivará además la integración en las empresas de los sectores de la población más desfavorecidos en las islas, como las mujeres, los jóvenes o los raizales.

Además, se ofrecerá un curso práctico multimedia para ayudar a los futuros empresarios y en el próximo mes de noviembre se creará una feria anual de empresas sostenibles. Otra posible línea de trabajo es que emprendedores de "Incubar Islas Vivas" viajen a empresas de Menorca que les acojan con el propósito de copiar soluciones e iniciativas y exportarlas a Colombia.