9 de octubre de 2007

España/Colombia.- Mario Mendoza plantea en 'Los hombres invisibles' la posibilidad de "saltar al vacío"

La intención del colombiano con este último trabajo es "meter alfileres en la piel del lector y herirlo"

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El escritor colombiano Mario Mendoza publica en España 'Los hombres invisibles' (Seix Barral), novela que plantea al lector la posibilidad de "saltar al vacío". Esta obra "sincera y de gran fuerza", según dijo hoy su autor, presenta la historia de un hombre que pierde a sus padres y a su esposa y decide fugarse a la selva amazónica, donde conoce a los Nukak Makú, la última tribu indígena de América que aún no ha entrado en contacto con la civilización.

Mendoza se considera a sí mismo como un "novelista urbano, de la marginalidad, tanto psíquica como económica". El escritor reconoce la sombra alargada de Gabriel García Márquez: "Las nuevas tecnologías están generando cambios enormes en las grandes ciudades latinoamericanas. Es difícil describir esta situación con el realismo mágico, así que yo opto por un realismo fuerte, combativo, lo que algunos críticos han denominado realismo degradado".

De nuevo, el colombiano acude al concepto de fuga para enraizar la trama de su novela: "Me obsesiona la idea del hombre que sale a comprar cigarillos y nunca vuelve empujado por fuerzas de extraterritorialidad". En este sentido, Mendoza está convencido de que "todos hemos sentido alguna vez la tentación de escapar al mirar por la ventana de casa". Es lo que hace Gerardo, protagonista de 'Los hombres invisibles', aplicando un verso navajo que al escritor le "cambió la vida" y que reza: "Salta, ya aparecerá el piso".

VALOR PREMIADO

Finalmente, Gerardo es "premiado por su valor" ya que logra "conquistar nuevas zonas de sí mismo". Para Mendoza, esta es la tesis de la novela: "Se plantea la propuesta de nacer a una existencia nueva y fuerte a través de la conquista cerebral de gustos e ideas". Los casos de secuestrados en Colombia con los que el escritor conversó antes de escribir el libro ilustran que "los momentos de supremo suspense vital generan después unas ansias de vivir contundentemente".

"Lo peor que te puede pasar en la vida es que estés a punto de morir y te preguntes: ¿Qué hubiera pasado si...?", añadió Mendoza. Los demás también tienen que ver para correr ese riesgo: "Uno se relaciona con zombies en la vida. El hecho de que te hayan parido físicamente no significa necesariamente que estés vivo". Ese llegar a estar vivo es lo que logra Gerardo con su adentramiento en la selva amazónica.

CAMBIARLE LA VIDA AL LECTOR

Mendoza escribe para llegar al lector: "No detengo la vida de un lector con frivolidades ni con banalidades. Si no creo que le puedo cambiar la vida al lector ni escribo ni publico". Por esta razón, el escritor asegura que el día que no tenga nada de peso que decir se retirará sin "ningún reparo" de una profesión por la que siente "tanto respecto".

El mundo actual permite albergar "dudas sobre el mito del progreso que nos vendieron en el siglo XIX". Como prueba, el siglo XX, "una cadena macabra de horror" según Mendoza. Además, el colombiano estima que el planeta está en peligro por culpa del ser humano: "Lo peor que puede pasarle a otras especies somos nosotros". Toda esta inercia negativa explica, por ejemplo, que en el mundo de hoy "se suiciden ya hasta los adolescentes".

Mendoza ha visto recientemente cómo 'Satanás', película adaptada de su novela homónima, ha sido seleccionada por Colombia para competir en los Oscar. En España se ha estrenado recientemente el film colombiano 'Soñar no cuesta nada', con guión del escritor. Por otra parte, tiene "muy avanzada" su próxima novela, un proyecto "en la línea del budismo", y continua colaborando en el diario El Tiempo de Bogotá a pesar de que ya abandonó su faceta de columnista.