9 de abril de 2008

España.- La Comunidad de Madrid destina 1,6 millones de euros a ayudar a los inmigrantes a acceder a una vivienda

GETAFE, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Inmigración y Cooperación de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, aseguró hoy en Getafe que el Gobierno regional financió con 1,6 millones de euros el programa de Apoyo al Acceso a la Vivienda para Inmigrantes con el fin de proporcionar alojamiento temporal y normalizado a las familias de inmigrantes en riesgo de exclusión social o en situación de vulnerabilidad.

La Comunidad de Madrid creó esta iniciativa en 2006 y su gestión se adjudicó a la ONG Provivienda a través de un convenio que se extenderá hasta finales de 2008.

Durante el pasado año Y a través de este programa se ayudó a conseguir una vivienda digna a 640 residentes extranjeros en la región. De ellos, 500 accedieron a vivienda de alquiler normalizado y 140 accedieron a alojamiento temporal.

Las viviendas de alojamiento temporal y alquiler normalizado son propiedad de particulares que mediante un contrato con la ONG Provivienda ofrecen sus pisos para ser gestionados por esta entidad, con asesoramiento jurídico y seguro multirriesgo, ambas modalidades de carácter gratuito para los propietarios de los pisos.

Fernández-Lasquetty, que visitó hoy una de estas viviendas situada en la calle Alondra de Getafe, señaló que mediante este programa se realiza un proceso de seguimiento, asesoría y acompañamiento que facilita a los inmigrantes la posibilidad de ser autónomos "para acceder a un alquiler normalizado y de esta forma se facilite su proceso de integración en la sociedad madrileña".

Actualmente, la Comunidad de Madrid cuenta con 11 pisos de este tipo repartidos repartidos por municipios de la región y financiados a través de Provivienda.

Los solicitantes de este servicio de vivienda temporal deben cumplir, entre otros requisitos, tener plenas facultades físicas e intelectuales para mantener su autonomía y tener la capacidad de cuidar de sí mismos y de otras personas a su cargo.

Asimismo, deben contar con unos ingresos mínimos que les permitan dedicar un 35 por ciento del salario al alquiler del piso. A este respecto, el periodo del alojamiento temporal oscila entre seis y doce meses, según lo que requiera cada caso.

La iniciativa contempla información y asesoramiento, una línea de mediación en alquiler con apoyo en situación de crisis económica, mediación para alquiler de vivienda captada de propietarios particulares y programa de mediación en hipoteca.