11 de enero de 2008

España/Cuba.-El Aula de Música de la UVA coordina la primera restauración de un órgano histórico en La Habana

VALLADOLID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Aula de Música de la Universidad de Valladolid (UV) y la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana han coordinado la restauración de un órgano que había pertenecido a la Iglesia de San Francisco de Paula (Cuba) por su "gran valor patrimonial", según informaron hoy a Europa Press fuentes de la institución académica.

La reconstrucción de este órgano histórico ha sido realizada por el taller del organero Joaquín Lois ubicado en Tordesillas (Valladolid) y se presentará el 25 de enero en el concierto inaugural del VI Festival de Música Antigua de La Habana.

Este trabajo en el que ha colaborado el Aula de Música de la UVA, bajo la dirección de María Antonia Virgili, tiene como objetivo rescatar y difundir el patrimonio religioso musical de Cuba y propiciar que la sociedades cubana, española e hispanoamericana conozcan estos repertorios a través de las ediciones y grabaciones.

Según informaron a Europa Press las mismas fuentes, la restauración de este órgano se ha efectuado en el marco del convenio firmado en el año 1999, en el que se han catalogado la mayoría de los órganos de tubos que aún se conservan en La Habana para proceder a su restauración. "Por ello, se documentaron doce órganos con el fin de establecer una valoración técnica acerca de las posibilidades de restauración y se determinó que este órgano era el más idóneo para su restauración", precisaron las mismas fuentes.

El próximo día 25 de enero tendrá lugar un concierto, que abrirá el VI Festival de Música Antigua de La Habana, encargado al organista zamorano Juan María Pedrero y organizado por la Oficina del Historiador, el Grupo de Música Antigua 'Ars Longa' y la UVA, en el que se inaugurará este órgano de tribuna restaurado y compuesto por más de 400 tubos.

Según relataron las mismas fuentes, en el año 2000 este instrumento fue donado por las autoridades eclesiásticas a la Oficina del Historiador y en el 2004, por intermedio de la UVA, encargó su restauración al jefe del taller Joaquín Lois Organeros, CB. Tordesillas (Valladolid), quien viajó a La Habana y lo trasladó hasta su taller.

Se trata del primer órgano que se restaura en Cuba y es el único instrumento de su tipo que se conserva íntegramente en su emplazamiento originario, ya que mantiene gran parte de la tubería y maquinaria. Fue construido por la antigua casa francesa Daublaine-Callignet entre 1845 y 1855 y su restauración finalizó en el 2007.

"Con el rescate de este órgano, situado en el coro alto de la iglesia de la Avenida del Puerto, culmina el proceso restaurador de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, que ha convertido este antiguo templo en capilla del arte sacro cubano", concluyeron las mismas fuentes.