4 de marzo de 2007

España.- Desarticulada en Madrid una organización delictiva acusada de blanquear 20 millones de euros con giros postales

La operación 'Lotus' se salda con la detención de siete colombianos y dos dominicanas

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Cuerpo Nacional de Policía ha desarticulado en la Comunidad de Madrid, con la detención de nueve personas de nacionalidad colombiana y dominicana, una organización delictiva acusada de blanquear más de 20 millones de euros provenientes del mercado de la droga mediante la realización de giros postales múltiples desde varios locutorios.

La operación policial, denominada Lotus, se desarrolló en Leganés, Fuenlabrada, Alcorcón y Madrid capital, según informó hoy la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil. Las investigaciones comenzaron el pasado mes de noviembre a raíz de un trabajo de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal de la Comisaría General de Policía Judicial, en colaboración con la Brigada de Delitos Monetarios y la Comisaría Local de Leganés.

Como resultado de las pesquisas de los agentes realizaron ocho registros en domicilios y locutorios y bloquearon cuentas bancarias que los detenidos tenían abiertas en nueve entidades financieras. Además, la Policía solicitó la prohibición de enajenación de dos inmuebles.

Entre los detenidos se encuentran siete hombres de nacionalidad colombiana y dos mujeres dominicanas que responden a las identidades de Juan Guillermo C.N., Josué Q.M., Nancy del Socorro B.G., Yonathan Fernando B.G., José Manuel T.C., Rosa Hilandia M.C., Adriana R., Luz Marina R.C. y Beatriz Edilde H.E..

OPERACIONES EN LOCUTORIOS

Según las citadas fuentes, varias organizaciones dedicadas al tráfico de estupefacientes realizaban sucesivas entregas de dinero en efectivo a los responsables de los locutorios, miembros de la organización de blanqueo. Éstos se encargaban de fraccionar la cantidad entregada por la organización y realizar giros postales a Colombia que tenían como destinatarios identidades de terceras personas facilitadas por la propia organización delictiva.

Siguiendo este método, la banda habría realizado unas 25.000 operaciones, al ritmo de 3.000 transferencias mensuales en cada uno de los locutorios implicados. En los ocho registros practicados, cuatro de ellos en domicilios particulares y otros cuatro en locutorios de Leganés y Alcorcón, se intervinieron, entre otros efectos, 700 gramos de cocaína, 12.860 euros, una pistola de aire comprimido y material utilizado para la mezcla y adulteración de droga.