20 de junio de 2008

España.- Desarticulada una organización criminal internacional que introducía en España grandes cantidades de cocaína

Hay 21 detenidos de nacionalidad española, colombiana, peruana y rumana en Canarias, Madrid y Barcelona

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Una operación conjunta de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria ha desarticulado íntegramente una organización internacional dedicada a la introducción en España de grandes cantidades de cocaína, que ha supuesto la detención de 21 personas de nacionalidad española, colombiana, peruana y rumana en Canarias, Madrid y Barcelona.

El grupo criminal desarticulado estaba también especializado en el blanqueo de dinero procedente de sus ilícitas actividades y entre los efectos incautados se encuentran diversos vehículos de lujo y 850.000 euros en efectivo, según informó hoy en rueda de prensa la delegada del Gobierno en Canarias, Carolina Darias, quien resaltó que, además, se han intervenido 568 kilos de cocaína en Las Palmas de Gran Canaria, cuyo valor en el mercado hubiera superado los 30 millones de euros.

La investigación, que dio lugar a las operaciones denominadas 'Afortunadas', 'Trafalgar' y 'Flor de Loto', se inició en septiembre de 2007 por el Grupo de Respuesta contra el Crimen Organizado (GRECO) de Galicia y la Brigada Central de Estupefacientes de la Policía Nacional, junto al Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil y la Agencia Tributaria de Canarias. Las pesquisas se centraban en un grupo criminal organizado especialmente activo en el transporte marítimo y aéreo de cocaína desde Sudamérica a España y África.

En la operación, que ha sido coordinada por los juzgados 1 y 6 de la Audiencia Nacional y el Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO), ha colaborado también la Agencia Antidroga de Estados Unidos (DEA).

"PROVEEDORES" QUE OPERABAN DESDE VENEZUELA.

La organización estaba "perfectamente estructurada" pues "disponían de dirigentes y proveedores que operaban desde Venezuela y representantes en la delegación de Madrid", encargados estos últimos de coordinar las actividades de los miembros del grupo en las distintas provincias españolas y vinculadas con el tráfico de cocaína y el blanqueo de capitales a lo largo de toda la geografía del territorio nacional, apostilló Darias.

Según las investigaciones practicadas, los agentes han averiguado que esta organización preparaba y ejecutaba distintas operaciones de tráfico de cocaína tanto en aviones desde Suramérica a África Occidental, como en embarcaciones de África a España, y "movía importantes sumas de dinero llegando en ocasiones a ser superiores a cinco millones de euros".

Los agentes tuvieron conocimiento de que la organización preparaba un envío de cocaína desde Las Palmas de Gran Canaria, cuyo destino era previsiblemente la península. Como consecuencia se estableció el oportuno dispositivo conjunto en Canarias, Madrid y Cataluña, que permitió la total desarticulación en España de esta red el pasado 17 de junio.

En concreto, dos de sus integrantes se habían desplazado a Canarias expresamente para hacerse cargo de una furgoneta estacionada en el aparcamiento de un centro comercial de la capital grancanaria.

En el interior del vehículo los investigadores hallaron 568 kilogramos de cocaína, por lo que ambos fueron arrestados. La droga se encontraba distribuida en 25 fardos de arpillera, por lo que no se descarta que hubiera sido introducida por vía marítima.

Acto seguido se efectuaron diecinueve detenciones --11 en Madrid, cuatro en Barcelona y cuatro más en Canarias--, así como 15 registros domiciliarios en Barcelona, Madrid y Las Palmas de Gran Canaria. En los arrestos y registros han colaborado las UDYCO de Las Palmas y Barcelona, así como el GRECO de Las Palmas de Gran Canaria.

Al procederse al arresto de uno de los '"cabecillas' responsables de la organización, ha quedado acreditado que sobre él, con otra identidad, pesaba una orden europea de detención y entrega en vigor expedida por las autoridades francesas.

ALTO NIVEL DE VIDA.

Los integrantes de esta red disfrutaban de un alto nivel de vida, poseían varias empresas de compraventa de vehículos y numerosas propiedades, para lo que se servían de testaferros de nacionalidad española, subrayó la delegada del Gobierno en Canarias, que compareció acompañada por mandos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía, así como representantes de la Agencia Tributaría.

Asimismo, conducían vehículos de lujo, de marcas tales como Ferrari, Maserati, Lamborghini o Hummer, y residían en viviendas de lujo dotadas de cámaras de seguridad y al parecer gastaban grandes sumas de dinero en viajes y restaurantes. Además, adoptaban "todo tipo de medidas de seguridad", cambiaban constantemente de teléfonos, coches y vivienda, para lo que se servían de documentación falsificada.

Entre los vehículos intervenidos se encuentra un vehículo Hummer, un Mercedes Ranchera, un Dodge Ram, un Audi Q7, una motocicleta modelo MV Augusta y dos motocicletas KTM, además de 70 teléfonos móviles, equipos informáticos y diversa documentación.