12 de febrero de 2007

España.- Desarticulada una red de tráfico de mujeres paraguayas que eran trasladadas a clubs en Castilla-La Mancha

TOLEDO, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una red que captaba mujeres en Paraguay y las trasladaba a España para ejercer la prostitución en locales de alterne de la Comunidad de Castilla-La Mancha. En la operación policial han sido detenidas 21 personas, entre las que se encuentran los principales responsables.

La organización tenía dos ramas vinculadas entre sí: una que operaba en Paraguay, cuya actividad se centraba en la captación y reclutamiento de mujeres, y otra, en España. Los responsables en nuestro país financiaban los viajes y explotaban sexualmente a las mujeres en un club de alterne de la localidad de El Provencio (Cuenca), y recaudaban el dinero obtenido con la actividad de las extranjeras, informó el Ministerio de Interior.

Exigían a las víctimas cantidades abusivas como pago de la deuda adquirida por su traslado a España, --importe del billete, trámites, reservas hoteleras, alojamiento y manutención--, y si no se plegaban a sus exigencias eran sancionadas con el pago de multas previamente establecidas.

Una vez captadas y convencidas en su país de origen eran acompañadas hasta el aeropuerto, donde se les proporcionaba el dinero necesario que debían mostrar en los controles fronterizos, así como reservas en hoteles españoles. De este modo trataban de franquear el puesto fronterizo haciendo creer a las autoridades españolas que el motivo de su visita no era otro que el de hacer turismo.

Al llegar al aeropuerto Madrid-Barajas eran recogidas por un taxista que, en connivencia con los responsables del grupo, era el encargado de trasladarlas hasta el local donde posteriormente serían obligadas a ejercer la prostitución.

La investigación fue iniciada el pasado mes de enero por la UCRIF Central en colaboración con las Brigadas Provinciales de Extranjería de Cuenca y Ciudad Real. Las gestiones practicadas dieron como resultado la puesta al descubierto de una red que trasladaba a un club manchego de manera periódica mujeres de origen paraguayo.

Las jóvenes paraguayas eran solicitadas por la organización desde España, a través de Lourdes A., alias "Jimena", quien alternaba periodos de estancia en España con viajes a Paraguay que eran aprovechados para captar mujeres. Cuando conseguían entrar en nuestro país se las obligaba a pagar una deuda de dos mil quinientos euros, mediante el ejercicio de la prostitución.

Estas mujeres estaban sometidas a férreos controles y tenían prohibido salir del local mientras no saldaran la deuda por completo. Para conseguir sus propósitos eran coaccionadas y amenazadas, como es práctica habitual de estas organizaciones, con causarles daños físicos a ellas y a sus familiares si no colaboraban.

Los responsables de la red disponían de dos perros de gran tamaño, a quienes mantenían encerrados durante el tiempo que el local permanecía abierto al público. Posteriormente los dejaban libres custodiando el recinto que rodea las edificaciones donde pernoctaban las mujeres traficadas. Con esta táctica impedían cualquier intento de fuga de la extranjeras.

DETENIDOS.

Los principales responsables de la organización en nuestro país son Florencio G. M., y su compañera sentimental, Lourdes A. alias "Jimena", de origen paraguayo. Esta mujer era el enlace con los miembros de la red que operaban en Paraguay.

Otros componentes de la infraestructura de la red son Juan José H. P. alias "Juan" o "Juanjo", encargado de trasladar a las mujeres traficadas desde el aeropuerto Madrid-Barajas hasta los locales de alterne; Amanda Estela G. A. alias "Diana" que realizaba las funciones de camarera del club y "la mano derecha" del dueño.

Humberto A. hermano de Lourdes, que trabajaba como camarero del club y encargado del control y traslado en ocasiones de las mujeres para realizar servicios sexuales fuera del local, en contra de la voluntad de las mismas; Mariela B. C. alias "Lorena", compañera sentimental del anterior; Myriam M., camarera; y José Tomás V. S., encargado de la seguridad del club.

Asimismo han sido detenidas trece mujeres de nacionalidad paraguaya que se encontraban irregularmente en España.

REGISTROS.

Los registros han sido realizados en el Club situado en la localidad de El Provencio (Cuenca), así como el chalet en que residían los principales implicados, y otra vivienda contigua en que se alojaban las mujeres prostituídas.

Finalmente, se han intervenido nueve mil trescientos cinco euros, una escopeta modelo GX-S, modelo 80, un mango de maza de grandes dimensiones, de características similares a un bate de béisbol; una defensa eléctrica de la marca Gallantlion, una caja de munición del calibre 22, una placa-emblema del CNP falsa, una Guía de pertenencia de una pistola Star PK 28, un ordenador personal y varios billetes de avión y reservas hoteleras en España.