23 de agosto de 2007

España.- Detenida una 'santera' brasileña que estafó 74.000 euros a una mujer a la que aseguró que su dinero era maldito

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 23 Ago. (EP/IP) -

La Policía Nacional ha detenido en Palma de Mallorca a una mujer de nacionalidad brasileña, A.P.N., de 30 años, como presunta autora de varios delitos de estafa al presentarse como 'santera' y convencer a sus víctimas de que el dinero está maldito y que para curar sus males deben entregar todo el que poseen para que sea bendecido. La detenida obtuvo 74.000 euros de una mujer de Santa Cruz de Tenerife y se encontraba identificada en otros tres delitos de estafa cometidos en Vigo.

La estafa en Santa Cruz se cometió entre el 20 de julio y el 9 de agosto de este año, cuando la denunciante acudió al domicilio de la 'santera' en la capital tinerfeña, en uno de cuyos periódicos había visto el siguiente anuncio: 'Catarina. Astróloga-Espiritista'.

Tras varias sesiones, la ahora detenida convenció a su víctima de que debía bendecir su dinero para no sufrir innumerables desgracias personales, como accidentes y muertes. La mujer retiró de su banco 74.000 euros, que entregó a la 'santera'. Esta le propuso volver a recogerlos más tarde, una vez terminada la 'bendición', pero cuando la víctima regresó ya no encontró a nadie en el piso. Denunció entonces los hechos a la policía.

La investigación llevó a los agentes a una mujer alojada en un hotel de Palma de Mallorca, en compañía de sus tres hijos menores de edad, al supuesta autora de la estafa. En la detención, los agentes encontraron ordenadores portátiles nuevos de alta gama, ropa de marca etiquetada, gafas, teléfonos, bolsos de conocidas marcas, perfumes, valorados en unos 12.000 euros, 9.000 euros en efectivo, numerosas joyas (las denunciadas en las estafas de Vigo), resguardos de envío de dinero a familiares en Brasil por valor de unos once mil euros, etc. Respecto de los menores de edad, fueron entregados al abuelo paterno, que se desplazó desde Portugal.

Además se tuvo conocimiento de que cuando se desplazó en avión desde Tenerife hasta Madrid, la Guardia Civil de aduanas le intervino 50.000 euros en efectivo que llevaba adosados en una faja en su cintura y cuyo origen y destino no pudo justificar. Tras la instrucción de las pertinentes diligencias, la detenida fue puesta a disposición de la Autoridad Judicial e ingresó en prisión en Palma de Mallorca.