15 de noviembre de 2006

España.- Detenido en Madrid el colombiano fugado de la prisión de Santander oculto en el interior de bolsas de basura

Está acusado de asesinar a un joven en la entrada de una discoteca en Castro Urdiales

SANTANDER, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Madrid al súbdito colombiano Jeferson E.F. acusado de asesinar a un hombre de 33 años en la entrada de una discoteca de Castro Urdiales en el año 2002. Esta persona se fugó de la Prisión Provincial de Santander el pasado día 30 de mayo, donde se encontraba ingresado como presunto autor del homicidio.

Según informó hoy la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, después del crimen que se le imputa, Jeferson E.F. huyó de España con destino a su país, donde las autoridades policiales colombianas lograron capturarlo en Antioquia y extraditarlo a España. Una vez en nuestro país fue ingresado en la Prisión Provincial de Santander a la espera de ser juzgado por homicidio.

El pasado 30 de mayo Jeferson E.F. logró evadirse del centro penitenciario santanderino, oculto en el interior de una bolsa de basura, y presumiblemente con la colaboración de otros reclusos y de personas del exterior.

A pesar de la sospecha inicial de que Jeferson E.F. habría salido de España tras su fuga, investigadores de la UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial en colaboración con agentes de la Jefatura Superior de Policía de Santander, continuaron las pesquisas para su localización.

Así, se centraron en determinados grupos de ciudadanos colombianos relacionados con el tráfico de estupefacientes asentados en Madrid. Asimismo, se pensaba que esta persona se encontraría vinculada a varios individuos de una familia española del madrileño barrio de Carabanchel.

DETENCIÓN

Ayer por la mañana, Jeferson E. F. salía de una vivienda de la calle Francisco Rodríguez de Madrid donde al parecer llevaba varios días conviviendo con una joven española de diecisiete años.

Ambos tomaron un autobús hasta una céntrica calle madrileña donde fueron abordados por agentes de la Policía Nacional. En el momento de su detención no portaba documento alguno de identidad y manifestó llamarse Alex L. Tabares, si bien, tras tomarle las huellas dactilares se estableció su verdadera identidad.

El detenido había cambiado completamente su imagen con respecto a las fotografías que del mismo se disponían en los distintos archivos policiales.