19 de noviembre de 2007

España.- Detienen a un boliviano por agredir a su mujer en Vigo durante una discusión matrimonial

Un menor resultó detenido por un delito contra la seguridad del tráfico al usar un ciclomotor robado

VIGO, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Vigo detuvo hoy a un varón de 41 años de edad, Z.V., nacido en Bolivia, por la supuesta agresión a su mujer, con quien, al parecer, había entablado una fuerte discusión. Según informaron las fuerzas de seguridad, los hechos se produjeron alrededor de las 00.22 horas de hoy, cuando se requirió una dotación policial para acudir a la calle Urzáiz, donde al parecer se había producido la riña matrimonial.

Así, los agentes trasladados al lugar de los hechos realizaron las averiguaciones oportunas y procedieron a detener al individuo por un presunto delito de violencia de género. Por su parte, la mujer fue trasladada al Hospital Xeral de Vigo, puesto que mostraba signos de agresión.

Por otra parte, efectivos de la Policía Nacional detuvieron, este fin de semana, a otro individuo por un supuesto delito de malos tratos contra su mujer. Según precisaron las fuerzas de seguridad a Europa Press, la detención se efectuó a las 23.30 horas del sábado en el parque de Camilo José Cela, en Torrecedeira, después de que la mujer hubiese denunciado los supuestos hechos. Tras ser interceptado, el individuo fue puesto a disposición judicial.

MENOR.

La Policía Local de Vigo también detuvo este fin de semana a un menor de 17 años de edad por un supuesto delito contra la seguridad del tráfico cuando conducía un ciclomotor robado. El joven fue interceptado tras una persecución en la zona de Castrelos.

Alrededor de las 17.15 horas de ayer una dotación policial de recorrido por la ciudad, observó como un ciclomotor pilotado por un joven, y que llevaba un acompañante, se pasó el semáforo en rojo en la Avenida de Castrelos, por lo que se inició una persecución.

Ante esta situación, el individuo inició una huída por la Avenida Portanet y prosiguió por la calle Puente Romano, donde se saltó otro semáforo. Tras esto, se subió a la acera y atravesó un parque infantil en el que se encontraban jugando unos niños.

El ciclomotor, con sus ocupantes, continuó la huida hacia el paseo del río Lagares, en dirección a Balaídos. Finalmente, a unos 200 metros de este punto, los agentes consiguieron que se detuviera el vehículo. Allí, los agentes solicitaron al conductor la documentación personal y del ciclomotor. Éste manifestó carecer de ambas y reconoció haber robado el vehículo el día anterior en la Travesía de Vigo.

Así, el joven fue trasladado a Comisaría mientras no se localizó a un familiar que se hiciera cargo de él, mientras que su acompañante, también menor, fue identificado y entregado a su tutora. Finalmente, el vehículo, un ciclomotor de la marca Gillera y modelo Runner, fue trasladado al depósito municipal, a disposición de su propietario.

OTROS DETENIDOS.

Además, los agentes municipales de la ciudad olívica también informaron hoy de la detención de un vigués de 52 años de edad, D.T.S., por un supuesto delito de resistencia grave y atentado a agentes de la autoridad.

Según explicó la policía, alrededor de las 03.45 horas de ayer se solicitó la presencia de efectivos de las fuerzas de seguridad en la calle Canceleiro, donde al parecer se producía una pelea multitudinaria.

Una vez en el lugar, los agentes localizaron a cuatro jóvenes que corrían por la calle Canceleiro, en dirección a la calle Areal, y que entraban en el portal del edificio número 9. En ese momento, observaron que en esta misma zona un hombre, que cruzaba un paso de peatones acompañado de una mujer, comenzó a gritar a los policías y se dirigió a ellos en actitud agresiva e insultándoles.

Los agentes intentaron calmarlo, así como también lo intentaba la mujer que lo acompañaba. Sin embargo, según la policía, el individuo persistió en su actitud e incluso se encaró con uno de los agentes, al que intento agredir, por lo que fue finalmente detenido.

Por otra parte, también se detuvo ayer a un hombre escocés de 51 años de edad, S.L., por un supuesto delito de daños a un taxi que, al parecer, cometió en estado de ebriedad. Los hechos ocurrieron alrededor de las 21.30 horas, cuando un taxista solicitó la presencia policial en la Puerta del Sol, donde había retenido a un individuo extranjero que, supuestamente, le había causado daños en su vehículo. El perjudicado manifestó a los agentes que el individuo que tenía retenido le había fracturado el cristal delantero del lado derecho del taxi de un puñetazo, que propinó al coche sin mediar palabra.

Ante esta situación, los policías locales le pidieron que se identificase, pero el hombre, en estado ebrio, no aportó la documentación ni colaboró en su propia identificación, por lo que fue detenido.