13 de julio de 2007

España/Ecuador.- Detenidos tres ecuatorianos que extorsionaban al padre de un menor retenido en EEUU por su madre

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a tres ciudadanos ecuatorianos que extorsionaban al padre de un menor retenido en Estados Unidos por su madre. Según precisó la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, la mujer, separada legalmente, no había entregado el niño a su padre como estaba fijado en las medidas de separación, una vez transcurrido el plazo en agosto de 2006, y se había trasladado a Estados Unidos.

Ante la desparición de su hijo, Emilio, el padre, interpuso una denuncia en el Juzgado de Instrucción de Guardia de Madrid, el cual dictó una orden de detención internacional para Sandra Janeth y la búsqueda del menor, de cinco años de edad. Además, el padre ofreció una recompensa a la persona que le facilitase alguna pista fiable que pudiera conducirle hasta el lugar en el que se encontraba su hijo.

El pasado día 22 de junio, el hombre recibió en su domicilio la visita de un individuo, de nacionalidad ecuatoriana, quien le manifestó que conocía el lugar en que podía localizar a la madre de su hijo. A cambio de esta información debía anticipar la cantidad de 40.000 euros, que habrían de ser repartidos entre el informador y un socio, amenazándole con no revelar el paradero si no pagaba lo solicitado. También le aseguró que el niño no se encontraba en buenas condiciones, y que si no atendía sus demandas "sabría a que atenerse".

El Grupo de Secuestros y Extorsiones de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (Udev) identificó y detuvo al individuo que exigía la entrega del dinero: el ciudadano ecuatoriano, Enrique Mardoqueo O.M., de 38 años. En el momento del arresto portaba una fotografía del menor y dos direcciones de Estados Unidos, donde pudieran encontrarse la mujer y su hijo.

Los policías detuvieron también a su pareja y a su cuñada, todos ellos residentes en Madrid y conocedores de que Emilio había ofrecido una recompensa por si alguien podría facilitarle cualquier pista relevante.

Las gestiones realizadas dieron como resultado la localización de un domicilio en la localidad de Waterbury en Connecticut, en la costa este de los Estados Unidos, donde se encontró al menor. La colaboración entre la policía española y el FBI hizo posible la averiguación del lugar exacto en el que se encontraban Sandra y su hijo.

Ambos residían en un apartamento de unos familiares ecuatorianos, todos ellos en situación ilegal. Se está tramitando el procedimiento judicial urgente de repatriación del menor para su entrega a su padre.