26 de febrero de 2007

España/Ecuador.- Rumiñahui pide la destitución del actual cónsul de Ecuador en la Comunidad Valenciana "por dignidad"

VALENCIA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Rumiñahui ha solicitado formalmente a la administración ecuatoriana que destituya al actual cónsul de Ecuador en la Comunidad Valenciana, "por dignidad y porque resulta inaplazable el cambio".

La Junta directiva de la Asociación de Inmigrantes Ecuatorianos y Latinoamericanos Rumiñahui de la Comunitat Valenciana afirmó hoy en un comunicado que "desde que asumió el cargo hace algunos años muchas de las cosas hechas por el que dice representar a los ecuatorianos en la Comunidad Valenciana, el 'Cónsul Martínez', lo que han servido es para deslegitimar a las Asociaciones de inmigrantes ecuatorianos".

"Nuestras verdaderas y directas representantes, creando conflictos entre nosotros y fomentando la incertidumbre sobre el uso que se hace del dinero procedente de los cobros por trámites en el Consulado ecuatoriano en Valencia, unos cobros a todas luces excesivos", agrega.

Asimismo, añaden que "creemos, como muchos ecuatorianos de aquí, que el Consulado debería ser un servicio público y no una empresa usurera que, además, trata de manipularnos. Esto mismo es lo que traslucen las actuaciones del señor Cónsul dirigidas a crear o fomentar asociaciones fantasmas (como AVALE, entre otras) para que le cuiden las espaldas y el puesto a cuenta de tratos de favor, mientras por otra parte se dedica a tiempo completo a menesteres familiares o personales que no corresponden con la función que debería desarrollar un verdadero representante del estado de Ecuador".

ATENTADO.

En este sentido, apuntan que "un claro y lamentable ejemplo de ello lo tenemos en la respuesta a los hechos acaecidos el pasado 30 de diciembre en el aeropuerto de Barajas: ¿dónde estaba el señor Martínez mientras las asociaciones de ecuatorianos nos movilizamos por la paz y la solidaridad y tratamos de dar apoyo a los familiares de Carlos Palate?".

Igualmente, agregan que "en las elecciones del 26 de noviembre pasado los ecuatorianos y ecuatorianas votamos por el cambio, por un cambio verdadero que incluya el respeto y la debida consideración a los que vivimos y trabajamos aquí, pero el señor cónsul parece más preocupado por la continuidad en su cargo siendo que, aunque sólo fuera por dignidad personal y profesional, debería dimitir ya a fin de que pueda ocuparlo otra persona más cualificada y más identificada con nosotros".