7 de septiembre de 2007

España.- El Gobierno autoriza el acuerdo con Brasil sobre el establecimiento y funcionamiento de centros culturales

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros ha autorizado la firma del Acuerdo entre el España y Brasil relativo al establecimiento y funcionamiento de Centros Culturales, como medida para reforzar su cooperación cultural y educativa de forma notable con el objetivo último de situarla al nivel que le corresponde en el conjunto de la intensa relación bilateral que une a dos países que se consideran socios estratégicos.

Este proceso incluye una reestructuración de las instituciones culturales españoles presentes en Brasil, incluida la apertura de dos centros culturales dependientes de la Agencia Española de Cooperación Internacional en Brasilia y San Paulo, y una ampliación de la red de centros del Instituto Cervantes en Brasil que le convertirá en el país con más centros del Instituto Cervantes en el mundo.

Para regular la ampliación de la red de centros del Instituto Cervantes se firmó el 20 de septiembre de 2006 y el 5 de octubre de 2006 un Convenio Marco de Colaboración entre la AECI, el Instituto Cervantes, la Sociedad Cultura Brasil-España y la Asociación Hispano-brasileña Instituto Cervantes para la adscripción y traspaso de gestión de diversos Centros Culturales dependientes hasta entonces de la Sociedad Cultural Brasil-España al Instituto Cervantes.

La creación en Brasil de esta red de centros culturales de carácter público, ya sean dependientes de la AECI o del Instituto Cervantes, hace necesario concluir un acuerdo internacional entre los dos países que establezca con claridad el régimen jurídico de estos centros y de su personal, y les dote de la seguridad jurídica necesaria para un eficaz desarrollo de sus funciones.

Los Centros a los que se aplicarán las disposiciones del Acuerdo son tanto los centros españoles en Brasil (los dependientes de la AECI y los adscritos al Instituto Cervantes), como los centros culturales públicos brasileños en España dependientes del Ministerio de Asuntos Exteriores de Brasil.

En el texto se describen las tareas y actividades a desarrollar por los centros, así como la posibilidad de celebrar acuerdos de cooperación con organismos públicos o privados de cualquiera de los dos países que puedan contribuir al cumplimiento del objetivo y de las tareas de los centros.

También se recoge el compromiso por parte de los organismos e instituciones de los dos países de prestar asistencia a los centros para el óptimo cumplimiento de sus objetivos y concederles facilidades para su funcionamiento atendiendo al criterio de reciprocidad.

Finalmente se señala que los centros no tendrán ánimo de lucro ni sus actividades podrán tener carácter comercial o industrial, pero se les reconoce la posibilidad de percibir emolumentos derechos de matricula, y por la realización de determinadas actividades que se enumeran detalladamente.