29 de julio de 2008

España.- El Gobierno espera que el plan de retorno voluntario de inmigrantes entre en vigor a partir de octubre

Trinidad Jiménez dice que el debate sobre la Directiva de Retorno se está "reconduciendo" gracias a la ofensiva diplomática del Gobierno

MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno español espera que los inmigrantes puedan acogerse a partir de octubre al plan de retorno voluntario que permitirá que los desempleados extranjeros no comunitarios puedan regresar a su país de origen y cobrar su prestación de paro de forma anticipada, informó hoy la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez.

Durante un encuentro con corresponsales latinoamericanos en España celebrado esta mañana, la secretaria de Estado afirmó que el plan del Gobierno todavía no ha entrado en vigor porque no está definido en todos sus términos y faltan por cerrar algunos puntos, aunque vaticinó que a partir del mes de octubre "habrá novedades".

Los trabajadores que se acojan al plan percibirán el 40% de su prestación de desempleo antes de abandonar España, y el resto, un mes después de llegar a su país. Además, tendrán que esperar tres años antes de pedir una nueva autorización para vivir y trabajar en España aunque pasados cinco años "tendrán derecho preferente para volver".

Según explicó recientemente la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, "la mayor parte" de los inmigrantes que podrían acogerse a este plan, estimados en torno a cien mil, proceden de Marruecos, Ecuador y Colombia, aunque España tiene suscritos convenios de Seguridad Social con 19 países.

OFENSIVA DIPLOMATICA

Preguntada sobre la reacción de los países latinoamericanos ante la Directiva de Retorno aprobada en junio, Jiménez reconoció que hubo falta de información del Gobierno español sobre su aplicación en nuestro país, aunque aseguró que el debate se está "reconduciendo" tras la "ofensiva diplomática" del Ministerio de Asuntos Exteriores.

La secretaria de Estado explicó que tanto ella misma como el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, han abordado el tema con sus homólogos latinoamericanos en las últimas semanas para explicarles que la directiva no afectará a España porque nuestra regulación previa es "muy garantista".

Así, tras repetir varias veces que España no quiere que el tema migratorio sea un elemento de confrontación, dijo ver "con buenos ojos" la propuesta del presidente venezolano, Hugo Chávez, de crear un grupo de trabajo entre Europa y Latinoamérica para buscar soluciones en el marco de la ley y el respeto a los Derechos Humanos.

VOTO INMIGRANTE

Por otro lado, Jiménez aseguró que es una prioridad política del Gobierno socialista "acelerar" la firma de convenios de reciprocidad con los distintos países para que los inmigrantes pueda votar en las elecciones municipales de 2011. "Para nosotros es muy importante que puedan votar y lo vamos a acelerar", subrayó.

En otro orden de cosas, explicó que el Gobierno está ampliando en los últimos años el servicio consular aunque reconoció que todavía es "insuficiente", que se producen "retrasos", y que habrá más en el futuro, cuando se apruebe la ley de nietos, que permitirá a los nietos de españoles solicitar la nacionalidad.

Además, reveló que el Gobierno está estudiando la creación de una "ventanilla especial" para agilizar la concesión de visados para los artistas, empresarios o académicos que necesitan viajar a España, tras reconocer que se han dado casos de consulados que dan cita con siete u ocho meses para pedir visado y eso resulta "impracticable".

Por último, sobre las quejas de muchos latinoamericanos a los que los consulados españoles deniegan el visado de entrada a España a sus padres al solicitarlo bajo la fórmula de reagrupación familiar, recordó que la actual legislación obliga a demostrar que cuentan con los medios económicos suficientes para cubrir sus necesidades.