28 de abril de 2006

España/Iberoamérica.-Un grupo de ONG pide a Comercio que se replantee financiar la planta de celulosa de ENCE en Uruguay

Varias organizaciones holandesas han conseguido que ING retirara su préstamo a la papelera Botnia para la construcción de otra papelera

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Representantes de la Campaña 'Quien debe a Quien', --formada por 50 organizaciones, entre ellas Ecologistas en Acción, Ingeniería sin Fronteras, Manos Unidas y el Observatorio de la Deuda en la Globalización--, se reunieron esta mañana con miembros de dos oficinas del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo con el objetivo de conocer si finalmente ha aprobado o no el préstamo que tiene previsto otorgar el Instituto de Crédito Oficial (ICO) de 290 millones de euros a la empresa papelera española ENCE para construir una planta de celulosa en Uruguay.

Según explicó a Europa Press el representante de la Plataforma Tom Kucharz, el encuentro se mantuvo con miembros del Punto de Contacto Nacional de la OCDE, los contactos en los diferentes ministerios para las inversiones extranjeras de las empresas multinacionales encargados de supervisar el cumplimiento de las códigos de conducta que han firmado los países pertenecientes a la OCDE, entre ellos España. También se reunieron con el subdirector General adjunto de las Inversiones para America del Norte y del Sur del Ministerio de Comercio, Julián Izquierdo.

"El objetivo del encuentro ha sido conocer si se ha aprobado o no la concesión del préstamo, las circunstancias en las que se está evaluando este proceso y el tipo de estudios de impacto ambiental que han tenido en cuenta para tomar esta decisión", explicó Kucharz.

"Parece ser que no se ha hecho efectivo el préstamo, lo está estudiando el ICO y la Compañía Española de Seguros de Créditos a la Exportación (CESE) para ver si lo aprueban o no", añadió. "Nos han asegurado que están teniendo en cuenta toda la información recibida, tanto del Banco Mundial, como de los Gobiernos implicados, la propia empresa ENCE, y la nuestra, y que cuando tomen una decisión la asumirán", añadió Kucharz.

Kucharz denunció la pasada semana que el préstamo se otorgaría sin tener en cuenta los informes de impacto ambiental y social que pueden causar estas papeleras. El representante de la plataforma advirtió del "alto coste político que podría ocasionar al Gobierno español" por la situación que rodea a la construcción de las papeleras, y que el ejemplo son "todas las movilizaciones sociales que hay en Argentina o el desacuerdo del gobierno uruguayo y argentino".

El portavoz de la plataforma advirtió de que seguirán con las presiones, aunque dejarán de hacerlo "en la calle" para empezar a solicitar reuniones con los responsables del Gobierno.

"Nosotros sólo podemos influir en la toma de decisión y vamos a emplear todos los medios posibles para que se deniegue ese préstamo", dijo. "Hemos dirigido una carta a Cristina Narbona, la ministra de Medio Ambiente, para que tome cartas en el asunto y también vamos a pedir una reunión con José Luis Rodríguez Zapatero, ya que es incoherente decir por un lado ante la ONU que España va a luchar contra la pobreza y por otro lado financiar operaciones comerciales para empresas privadas que van a conseguir justo lo contrario", afirmó Kucharz.

También anunció que pedirán reuniones con las instituciones privadas, "BBVA, Caja Madrid y Banco Santander, que lideran un consorcio de 32 entidades financieras que han dado 400 millones de euros a ENCE hace una semanas", sentenció. En esta misma línea, continuará la presión sobre CESCE, de la que destacó "el nerviosismo" conseguido con estas presiones entre su directiva.

Por su parte, las ONG holandesas han conseguido, según indicó la misma fuente, que ING retirara su préstamo a la papelera Botnia para la construcción de las papeleras. En España esperan hacer lo mismo.