28 de febrero de 2007

España/Iberoamérica.- Héctor Oliva retrata la trayectoria de cinco insignes emigrantes catalanes en 'Pasajes a América'

BARCELONA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El periodista y escritor Héctor Oliva retrata en 'Pasajes a América' (RBA/La Magrana) las trayectorias de cinco destacados catalanes emigrados a ultramar, Facundo Bacardí, Félix Cardona, Manuel Amat, Pepe Figueres y Ramon Mercader, al tiempo que refleja, la situación económica, política y social actual y del pasado de los países latinoamericanos.

Oliva no sólo se limita a escribir una biografía de los personajes sino que en ocasiones le sirven "de excusa para explicar una historia interesante", además de invitar al lector a formar parte del proceso de investigación llevó a cabo para la elaboración del libro.

La historia de Facundo Bacardi, que empezó siendo un indiano que se fue a Cuba para hacer fortuna hasta construir el imperio del ron que hoy se conoce, sirve a Oliva para mostrar cómo la industria catalana sacaba provecho en el siglo XIX del tráfico de esclavos entre Barcelona, la costa africana y el país caribeño.

Por otro lado, Félix Cardona se adentró en las fuentes del Orinoco para ponerle el nombre del presidente de la Generalitat, Francesc Macià, cuando descubrió "uno de los saltos de agua más grandes del mundo" que en la actualidad se llama Jimmy Angel.

A raíz de una entrevista que Oliva realizó al nieto de Trotsky surgió la historia de Ramon Mercader, un catalán convertido en espía ruso durante la época de Stalin y que mató en México al disidente soviético con un piolet.

La vida del virrey Manuel Amat está marcada por la corrupción, --era "el Roldán del siglo XVIII en Santiago de Chile y Perú"--, y la riqueza que acumuló con "la venta de cargos y minas de plata".

El virrey contribuyó en la "valorización" de la Rambla de Barcelona al ordenar construir el conocido Palau de la Virreina, que adoptó este nombre cuando se lo quedó su viuda a la que triplicaba en edad.

Otra personalidad que abarca Oliva es Pepe Figueres, que fue presidente de Costa Rica en tres ocasiones y decidió abolir el Ejército del país por "su propia iniciativa".

Durante seis años, Oliva "iba detrás de esta idea" que cuajó cuando se instaló en República Dominicana, por motivos de trabajo de su mujer, y aprovechó para centrarse en la escritura. Oliva conoce el continente americano ya que ha trabajado en el gabinete de prensa de Intermon Oxfam.

Oliva (Barcelona, 1970) señaló que mientras escribía 'Pasajes a América' "entré en los mecanismos de los personajes hasta el punto de identificarme con ellos".

Sin embargo, mostró su especial simpatía por Pepe Figueres al ser "una persona del campo muy asequible", mientras que Mercader le pareció el "más distante y difícil de conocer" al tratarse "de la mente de un espía".

Asimismo, Oliva ha utilizado esta empatía con los personajes para narrar en un tono literario en lugar de histórico por lo que "apenas se encuentran fechas en las historias".