20 de diciembre de 2006

España/Iberoamérica.- Trinidad Jiménez dice que el Gobierno hace "lo humanamente posible" para ayudar a los clientes

ZARAGOZA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, afirmó hoy que el Gobierno de España está haciendo "todo lo humanamente posible" para ayudar a los clientes de la compañía aérea Air Madrid, que ha suspendido todos sus vuelos y que tiene miles de usuarios en América Latina pendientes de volver a España y con sus respectivos billetes cancelados.

De visita en Zaragoza para pronunciar una conferencia en el Centro de Exposiciones y Congresos de Ibercaja, Trinidad Jiménez resaltó la "solidaridad" del Ministerio de Fomento hacia los miles de clientes afectados y comentó que los distintos Consulados que España tiene en los países iberoamericanos están revisando favorablemente los visados de todas las personas cuyos permisos para viajar a España han caducado o van a hacerlo sin que sus titulares puedan utilizarlos, al haberles dejado en tierra Air Madrid.

El Gobierno de España está emitiendo certificados, a través de las oficinas consulares, para que estos ciudadanos americanos puedan justificar su ausencia de los puestos de trabajo que ocupan en España.

Así, Trinidad Jiménez indicó que "el Gobierno español está poniendo todas las medidas para procurar que todas las personas que pensaban viajar a sus países o retornar a España puedan hacerlo", sin ser obligación legal del Ejecutivo central, ya que se trata de un problema generado por una compañía privada de aviación.

La secretaria de Estado recordó que "los propios vuelos podían estar afectados de seguridad", aludiendo así a un informe técnico de Fomento según el cual Air Madrid realizó 39 operaciones de vuelo en aviones de la compañía sin estar en regla parte de la documentación de vuelo.

En otro orden de cosas, la secretaria de Estado afirmó que los empresarios españoles tendrán "nuevas oportunidades de negocio" en la isla caribeña de Cuba si el Gobierno de la República que ahora preside, en funciones, Raúl Castro, evoluciona hacia el aperturismo.

La secretaria de Estado recordó que "los empresarios españoles llevan muchos años trabajando en Cuba, igual que en otros países de América Latina" y si el Ejecutivo cubano "está dispuesto a iniciar un proceso de apertura", como sugirió recientemente el ahora presidente en funciones al proponer la creación de una comisión mixta Cuba-Estados Unidos, un cambio de este tipo "representa siempre un nuevo espacio de oportunidades para dichas empresas y otras nuevas que eventualmente quisieran llegar a la isla".

Trinidad Jiménez aludió a la postura oficial del Gobierno de España respecto a Cuba y señaló que el Ejecutivo que preside José Luis Rodríguez Zapatero "mantiene relaciones con todos y cada uno de los Gobiernos de América Latina, sin exclusión y, por supuesto, también con el Gobierno de Cuba".

Desde el Gobierno español "esperamos que, con el ritmo que los propios cubanos decidan imprimir a ese proceso de cambio, que finalmente llegue". La secretaria de Estado rechazó, expresamente, cualquier otra propuesta y manifestó que "todo cambio que se produzca debe ser impulsado y hecho por los propios cubanos", ya que "cualquier otra medida va a generar mucha incertidumbre y lo que tenemos que procurar todos es que no haya inestabilidad, enfrentamiento, y que los cambios se produzcan de forma pactada".

CONFERENCIA.

Jiménez interviene ahora en Ibercaja para explicar los compromisos del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con América Latina y su decisión de defender sus intereses en la Unión Europea (UE). Antes de pronunciar su conferencia, la secretaria de Estado señaló que "España tiene un conjunto de intereses muy importante en América Latina, que pasan por nuestra Historia común, nuestra lengua y las relaciones de carácter político y económico". Según Trinidad Jiménez, "parte de nuestro futuro como país reside en América Latina y queremos que le vaya bien" al Nuevo Continente.

Por ese motivo, "estamos desarrollando programas cooperación, de fortalecimiento institucional y estamos fortaleciendo nuestra propia presencia en América Latina y queremos, además, que la Unión Europea se implique más en ese proceso democrático y de desarrollo de América Latina", continuó Jiménez. "Queremos acelerar los acuerdos de la asociación estratégica que en este momento se están empezando a negociar", entre los que destacó el relativo a Centroamérica, el de Mercosur y el de la región andina", concluyó.