10 de julio de 2008

España.- Más de la mitad de las denuncias por violencia machista son de inmigrantes latinoamericanos, según una experta

CARMONA (SEVILLA), 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La profesora de la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia Marisol Lila afirmó hoy, durante el cursos de verano 'Amor y Violencia' que organiza la Universidad Pablo de Olavide en Carmona (Sevilla), que más del 55 por ciento de las denuncias por violencia machista proceden de inmigrantes de países de América Latina.

En el transcurso de su ponencia 'Del amor al odio: el contexto como programa de rehabilitación de maltratadores', Lila explicó que este porcentaje de denuncias por violencia de género entre los inmigrantes latinoamericanos se debe a que "su cultura es más machista que la española y a la situación social con la que se encuentran cuando llegan a España".

En este sentido, Lila señaló que los inmigrantes viven una situación de "estrés salvaje, ya que no cuentan con buenas redes de apoyo o control social y se sienten más aislados". A esto se suma la dificultad para encontrar trabajo que padece este colectivo y que le hace sentirse más "frustrado y discriminado".

No en vano, también el 17,85 por ciento de las denuncias por violencia de género procede de extranjeros de países de Europa del Este y el 14,28 por ciento de países africanos.

Otro dato "preocupante" en el ámbito de la violencia doméstica es, según Lila, que cada vez "hay más violencia entre novios". En palabras de la experta, "no existe un perfil claro de maltratador de violencia machista y los hay de todas las edades, estado civil y situación socioeconómica", si bien es cierto que son las personas "con más bajo nivel de estudios los que más cumplen este perfil", apuntó.

Al respecto, Marisol Lila destacó que los maltratadotes suelen ser personas con un nivel "demasiado alto o demasiado bajo de autoestima, con una personalidad dependiente y consumidores de alcohol, aunque sin patología asociada a este consumo".

En definitiva, para Marisol Lila "lo que está claro es que el maltratador, en general, no es un enfermo mental ni está loco", ya que sólo entre un siete y un diez por ciento de los maltratadores tiene algún trastorno mental. El 90 por ciento restante, aseguró Lila, "son personas normales con acumulación de factores de riesgo, derivados por el estrés del entorno, aislamiento social o problemas laborales".

En cuanto a los programas de rehabilitación de maltratadotes, Lila explicó que "no hay datos científicamente comprobados sobre su efectividad". Sin embargo, sobre el 'Programa Contexto' que la experta coordina en la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia desde 2006, Lila quiso resaltar que "la percepción que tienen los profesionales que evalúan el seguimiento de los maltratadores que han seguido el programa es positiva".