29 de agosto de 2008

España/México.- Cincuenta pasajeros del avión que regresó ayer a El Prat por avería rechazan viajar con el mismo aparato

El vuelo de la compañía Iberworld tenía previsto su viajar al balneario mexicano de Cancún

EL PRAT DE LLOBREGAT (BARCELONA), 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

Unos 50 de los 387 pasajeros del avión de Iberworld que volvió ayer al Aeropuerto de El Prat (Barcelona) media hora después de despegar por una avería decidieron no volar hoy en el mismo aparato por miedo o porque ya han perdido un día de sus vacaciones y quieren que les devuelvan el dinero de su viaje.

El avión despegó ayer a las 13.20 horas con destino a Cancún (México) y volvió media hora después por una avería en el sensor de puertas del tren de aterrizaje del aparato. Iberworld alojó a los 387 pasajeros en dos hoteles de Sabadell (Barcelona) a la espera de que hoy pudieran coger el avión tras ser reparado.

Sobre las 11 horas llegaron de nuevo al Aeropuerto de El Prat para volar con el mismo aparato, que tenía prevista su salida sobre las 13.30 horas. Sin embargo, el avión reparado llegó de Palma de Mallorca sobre las 14, según explicaron a Europa Press fuentes de Iberworld.

En declaraciones a Europa Press, una de las pasajeras que decidió no viajar, Bàrbara Noguera, reconoció estar muy nerviosa y aseguró que "la gente está muy enfadada".

La mujer había contratado un paquete de seis noches y siete días a Cancún con la agencia de viajes Soltur, que le devolverá los 5.000 euros que le costó el viaje. Según Soler, "esto no es una forma de empezar las vacaciones, con gente que se está tomando tranquilizantes".

Otro de los turistas que optó por no tomar el avión es Domingo Rivera, quien declaró no tener miedo a volar pero vive con un marcapasos, lo que le hizo temer por un salud.

"Llevo un marcapasos, y con todo el estrés que llevamos en las últimas horas he pedido que me devuelvan el billete", explicó Rivera, mientras que su esposa, Mari Moreno, lamentó no poder ir a Cancún ya que ahora "se han desbaratado todas las ilusiones".

El pasajero Javier Requena también decidió no viajar al no tener "una seguridad completa" de volar con el mismo avión que tuvo que ser reparado. "Prefiero que me devuelvan el dinero y perder las vacaciones", afirmó.

Por otro lado, el pasajero Jordi Pérez sí quiso facturar para coger el avión y consiguió, "después de mucho batallar", que la agencia Halcón Viajes le dé un día más de vacaciones sin coste alguno.

"Estamos nerviosos por todo lo que ha pasado durante las últimas horas y lo único que esperamos es que las diez horas de viaje pasen muy rápido", dijo.

La entidad Aeropuertos Españoles y navegación Aérea (Aena) aseguró, en declaraciones a Europa Press, que abrirá una investigación para esclarecer las circunstancias del incidente, dado que la compañía no le informó del percance, según Aena.

En cambio, Iberworld declaró a Europa Press que Aena sí tuvo constancia de lo sucedido por parte de fuentes aeroportuarias y de la propia compañía.