13 de junio de 2007

España/Nicaragua.- Jóvenes viajan a Nicaragua para llevar gafas a 300 indígenas a los que han graduado la vista

VALENCIA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de jóvenes valencianos se desplazará el próximo 6 de julio a varios poblados de la selva de Nicaragua para entregar gafas graduadas a trescientos indígenas sin recursos económicos y con "importantes problemas de visión", según Carlos Cremades, director del área de Voluntariado de la Asociación Almudí, entidad promotora de la iniciativa.

Para la mayoría de los indígenas serán "las primeras gafas que recibirán en su vida, a pesar de que entre ellos hay incluso padres de familia con hasta ocho dioptrías, lo que les dificulta enormemente poder trabajar en el campo, que es el principal medio de subsistencia de la zona", según Cremades.

Los jóvenes valencianos, la mayoría de ellos universitarios, ya graduaron la vista a los beneficiarios de la iniciativa en una visita a la región nicaragüense el verano pasado. A su vez, la empresa Visionlab ha preparado ya las gafas graduadas y las ha financiado.

Los indígenas que recibirán las gafas viven en varias localidades de la selva nicaragüense, como El Crucero, Dulce Nombre o Desenredo, separados en algunos casos hasta cincuenta kilómetros de las grandes ciudades, con "pésimas" comunicaciones terrestres y que permanecen aisladas durante cuatro meses en la temporada de lluvias torrenciales. Todo ello "dificulta también en algunos casos el acceso a las ópticas de las ciudades", precisó Cremades.

Muchos de los indígenas con "elevado grado" de dioptrías "no son del todo conscientes de hasta qué punto son grandes sus problemas de visión ya que se han acostumbrado con el paso de los años". Hay quienes "nos han contado que se fueron dando cuenta de su problema cuando veían a vecinos suyos en el campo recoger fríjoles con más rapidez que ellos", añadió.

Los voluntarios valencianos realizarán también labores de ayuda pastoral al párroco de la iglesia de Nuestra Señora de las Victorias, que es el "único sacerdote en la localidad de El Crucero, de 23.000 personas y con una extensión de 224 kilómetros de zonas selváticas y muy malos caminos". Entre otras actividades, ofrecerán "en las aldeas más alejadas" del núcleo principal de población catequesis a los niños, sesiones de formación para agentes de pastoral, cursos de Biblia para profesores y de valores para los alumnos.

Igualmente, tienen previsto atender un dispensario médico y organizar competiciones deportivas y festivales de música.

La Asociación Almudí de Valencia, dirigida por sacerdotes del Opus Dei, organiza desde el año 2000 visitas a Nicaragua para desarrollar distintas iniciativas solidarias, en las que participan universitarios, maestros y sacerdotes.