9 de octubre de 2006

España/Panamá.- Laboratorios Normon niega que su fármaco causara el extraño síndrome que mató a 20 personas en Panamá

El responsable del laboratorio español reconoce "no entender" por qué las autoridades retiraron el medicamento sin pruebas en su contra

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El director general de los Laboratorios Normon S.A., Jesús Govantes, negó hoy que el fármaco antihipertensivo Lisinopril Normon sea el causante del extraño síndrome denominado Parálisis e Insuficiencia Renal Aguda (PIRA) que ha causado hasta el momento 20 muertes en Panamá, donde otras 31 personas permanecen hospitalizadas por el mal.

En declaraciones a Europa Press, Govantes informó de que sus laboratorios analizaron tanto los envases como las materias primas del medicamento y que los resultados certificaron "que todo está bien, que no hay ningún problema" con el fármaco, conclusión que fue corroborada, según Govantes, por la Agencia Española de Medicamentos.

El director general de Normon S.A explicó que hace unos tres días las autoridades panameñas dieron a conocer la aparición en el país de un "síndrome de origen desconocido" que acabó con la vida de unas 20 personas y afectó a otras 30. Las primeras hipótesis apuntaron la posibilidad de que Lisinopril Normon fuera el causante del síndrome.

Sin embargo, puntualizó Govantes, se comprobó que "sólo dos o tres" de los pacientes muertos consumían este producto y que también lo hacían "entre siete y ocho" de los que actualmente se encuentran hospitalizados por esta afección renal.

Por este motivo, el responsable de los laboratorios españoles asegura "no entender" la reacción de las autoridades, que señalaron directamente al fármaco como causante de la enfermedad y lo han retirado del mercado panameño, hacia el que desde el pasado 3 de agosto, cuando empezaron a trabajar allí, se han enviado unos dos millones de comprimidos que han consumido cerca de 9.000 pacientes.

RETIRADA "SIN SENTIDO"

"El medicamento se ha retirado del mercado sin ningún sentido, sobre todo porque se han registrado casos entre junio y julio, meses en los que el producto no estaba comercializado en Panamá", indicó el directivo, quien precisó que el genérico comenzó a venderse a mediados de agosto en el citado país.

Además, según Govantes, su medicamento se vendió en todo Panamá y la extraña enfermedad se ha manifestado en distintos puntos del país. Para aclarar la situación viajaron a Panamá el director comercial de los laboratorios, Alberto Govantes, y su director médico, Carlos Govantes, quienes podrían emprender medidas legales por los daños de imagen que las supuestas informaciones erroneas habrían podido causar a esta empresa familiar.

"La FDA (Administración de Medicinas y Alimentos, siglas en inglés) está realizando un segundo análisis, estamos en contacto con ellos, nos pidieron documentación y se la enviamos toda", concluyó.