27 de noviembre de 2007

España/Perú.-La Comunidad de Madrid financiará la reconstrucción de 50 casas en Pisco para damnificados por el terremoto

Aguirre inaugura un parque y se compromete a crear cuatro comedores infantiles y un dispensario médico

LIMA (PERÚ), 27 Nov. (De la enviada especial de EUROPA PRESS Eva Muñoz) -

La Comunidad de Madrid dedicará 300.000 euros a la reconstrucción de 50 casas en Pisco, una de las ciudades peruanas que sufrió más intensamente los efectos del fuerte terremoto registrado a mediados del pasado agosto en el país andino y que, en total, se saldó con más de 500 víctimas mortales, centenares de heridos y 40.000 casas reducidas a escombros.

La ayuda del Gobierno regional a los damnificados por esta catástrofe natural, población ya de por sí muy humilde, se traducirá también en la creación de un dispensario médico y cuatro comedores que darán servicio diario a 600 niños de entre 3 y 12 años de edad, en este caso en el distrito de San Clemente, perteneciente igualmente a la provincia de Pisco.

Así lo anunció la presidenta autonómica, Esperanza Aguirre, durante la primera jornada de su viaje oficial a Perú, en el transcurso de la cual tuvo ocasión de conocer en persona a España, la niña que vino al mundo siete días después del seísmo gracias a la atención sanitaria del equipo del SUMMA desplazado a la zona y cuya madre, María Medrano, le puso el nombre de nuestro país en agradecimiento a la ayuda del personal madrileño.

El embajador de España, Julio Albi de la Cuesta, y el primer ministro de Perú, Jorge del Castillo, acompañaron a la delegación oficial de la Comunidad de Madrid en la primera mitad del día. Así, su primera parada fue el Centro de Formación San Ignacio de Loyola, un proyecto situado frente a un poblado chabolista de Lima que funciona, en parte, con aportación económica del Ejecutivo autonómico madrileño y enseña corte y confección, chocolatería, reflexología, cosmetología y computación.

Durante su visita a este proyecto, en la que también estuvieron presentes los consejeros de Inmigración y Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty y Juan José Güemes, respectivamente, Aguirre se comprometió además a enviar ordenadores más modernos y una impresora para reforzar la acción solidaria de su gobierno.

Posteriormente, la comitiva se dirigió al Centro Poblado de San Benito, en Cañete, que sufrió igualmente la violencia del terremoto y donde Aguirre inauguró uno de los primeros seis 'ecoparques' que la Comunidad de Madrid cofinancia en esta provincia, a través de una inversión de 50.000 euros, para disfrute de una población global de 10.000 personas.

Se trata de zonas de juego infantil, dotadas con columpios y tableros de ajedrez, cuya peculiaridad radica en que son construidos con materiales reciclados y no tienen barreras arquitectónicas, por lo que pueden ser usadas también por personas discapacitadas o con movilidad reducida.

CASAS "SÓLIDAS Y DIGNAS"

La gestora de esta iniciativa es Carmen Hass, esposa del primer ministro que, por razones de salud, no pudo asistir al acto, en el que sí tomó la palabra Del Castillo para agradecer a Madrid su apoyo de urgencia tras el seísmo y también durante esta etapa posterior de reconstrucción.

"Tenemos grandes potencialidades pero también grandes limitaciones", advirtió el mandatario peruano, interesado en proporcionar a los afectados casas "sólidas" que no se vengan abajo porque "venga el lobo feroz y las sople, o un terremoto", y que den "dignidad" a su pueblo.

No en vano, la mayoría de las viviendas destruidas eran de adobe y no tenían cimientos, lo mismo que dos aulas de la escuela de San Benito que la Comunidad de Madrid reconstruirá para instalar en ellas una biblioteca, un aula de informática, y un laboratorio de física y química.

En su intervención, Aguirre subrayó los "lazos especiales" que unen el Perú con Madrid, donde están censados algo más de 52.400 peruanos (más 30.000 que ya tienen la doble nacionalidad) representantes de "más de la mitad de los 100.000 que hoy trabajan en España". Además, este país andino es el principal beneficiario de la cooperación madrileña, habiendo recibido 18,6 millones desde 2004 y sólo este año, 5,4 millones.

SOLIDARIDAD FRENTE A DESTRUCCIÓN Y TRISTEZA

La siguiente escala de la delegación oficial fue la barriada de San Clemente, en la región de Ica, donde la presidenta regional firmó un acuerdo con las Misioneras Dominicas del Rosario por el que Madrid aportará 234.000 euros para adquirir terrenos donde se levantarán cuatro comedores (cuya manutención diaria durante un año también será cubierta) y un dispensario médico.

Fue en este acto cuando Aguirre y sus consejeros Lasquetty y Güemes conocieron a María Medrano y a su pequeña España, y les entregaron un regalo en presencia de miembros de la Asociación Amigos de Pisco y del alcalde de la provincia, Juan Mendoza, quien reconoció la pronta implicación de la Comunidad de Madrid a las pocas horas del seísmo y se mostró emocionado por la "gran cadena de solidaridad que se formó a nivel mundial" para ayudar a los afectados por esta catástrofe, algo que alivia en parte la "situación crítica y muy triste" a la que se enfrentan por la destrucción de sus pueblos y la pérdida de familiares y amigos.

Seguidamente, la comitiva se trasladó a Pisco capital, donde cientos de familias se ven obligadas a vivir en carpas y tiendas de campaña y, en presencia del ministro de Vivienda, Hernán Jesús Garrido-Lecca, la presidenta madrileña anunció su compromiso de dedicar 300.000 euros a la reconstrucción de 50 casas para afectados por el terremoto.