11 de enero de 2008

España/Perú.- La exposición fotográfica 'Perú: Historias de Trabajo Infantil' llega a la Comunidad de Madrid

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Centro Cultural Villa de Mostoles de la Comunidad de Madrid acogerá del 16 de enero al 7 de febrero la exposición fotográfica 'Perú: Historias de Trabajo Infantil', que forma parte de las actividades de la campaña de denuncia, información y sensibilización que la ONG Global Humanitaria puso en marcha en 2006 en contra de la explotación laboral infantil.

La muestra, compuesta de 41 fotografías con pies de foto y pósters explicativos de Juan Díaz, fotógrafo de Global Humanitaria, se centra en los niños que viven del reciclaje de basuras en el vertedero de Valle Sagrado, en Lima, los que cuidan nichos en el cementerio de Apacheta, además de los menores que trabajan en la pesca en el lago Titicaca y en la fabricación de ladrillos en Salcedo.

El trabajo infantil constituye un fenómeno de alcance mundial al que ningún país es inmune. La Organización Internacional del Trabajo lo define como aquel que priva a los niños de su infancia, su potencial y su dignidad y resulta nocivo para su desarrollo físico y mental. Según la OIT, actualmente existen casi 218 millones de niños y niñas que trabajan en todo el mundo.

A todos estos niños y niñas se les priva de educación y son víctimas de vejaciones físicas, sexuales y emocionales. Muchos de ellos quedarán discapacitados físicamente o morirán antes de llegar a la edad adulta como consecuencia directa del trabajo que realicen y otros tantos sufrirán traumas emocionales que les acompañarán el resto de su vida.

Según datos de la Comisión de Trabajo del Grupo Parlamentario por la Infancia, creada por el Parlamento de Perú, casi dos millones de niños, sobre un total de 27 millones de habitantes, trabajan un promedio 45 horas semanales.

La mejora de los índices de alfabetización en Latinoamérica es uno de los factores que ha provocado una reducción más importante del porcentaje de niños obligados a trabajar en esta región, que se ha reducido del 16% durante el año 2000 al 5% en el año 2004, según publicó la OIT en abril de 2006.

Los proyectos de Global Humanitaria están orientados a brindar las condiciones mínimas necesarias para que los niños de las zonas más vulnerables de Perú puedan acceder a la educación, partiendo de la premisa de que si el niño se mantiene dentro del sistema escolar podrá tener mayores posibilidades cuando sea adulto.

De este modo y desde 2002, la ONG trabaja en proyectos de fomento de la escolarización mediante la dotación de material escolar y el mantenimiento de comedores junto a los centros de primaria. Un total de 22 instalaciones de este tipo que atienden a más de 5.000 escolares durante el curso escolar, de abril a diciembre.