8 de marzo de 2007

España/Perú.- La madre de un niño peruano enfermo terminal pide que se permita la entrada en España de su familia

"Mi hijo me pregunta cada día por su hermana y yo no sé qué decir"

BARCELONA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

Robert A. es un niño peruano de ocho años que sufre un cáncer terminal y recibe asistencia sanitaria en el hospital catalán Sant Joan de Deu a la espera que el Gobierno permita la entrada en España del padre y la hermana para que se despidan de él y poder compartir con María, la madre, los últimos momentos de vida del pequeño.

En declaraciones a Europa Press TV, María Valdéz, de 39 años de edad, pidió que las autoridades españolas concedan el visado a todos los miembros de la familia para poder estar juntos "en estos momentos tan difíciles".

Muy afectada por la situación que está viviendo con la enfermedad del niño, María asegura que el menor "no conoce su situación" y narra como el pequeño le dice "cada día" que la quiere mucho. Además, echa mucho de menos al resto de la familia. "Mi hijo me pregunta cada día por su hermana y yo no sé que excusas dar", explica.

María viajó el pasado mes de diciembre a Barcelona con Robert en un programa de intercambio sanitario del hospital Sant Joan de Deu para buscar una solución al cáncer que sufría en la pierna. "En Lima no nos aseguraban poder tratar el cáncer de mi hijo y además no tenían la prótesis que necesitaba para caminar", señala.

"Al analizar el tumor los médicos detectaron metástasis", dice entre lagrimas. Robert sufrió la amputación de la pierna y desde hace una semana muestra un empeoramiento físico, debido al tratamiento paliativo que recibe por el cáncer terminal que padece.

NO QUIEREN QUEDARSE EN ESPAÑA

Para esta madre lo "más importante" en estos momentos es que su hijo pueda ver a su hermana y a su padre "antes de morir", por lo que suplica a las autoridades que se sensibilicen por la situación que vive su hijo y que cumplan con su "última voluntad".

A pesar de las múltiples peticiones efectuadas por la familia y los médicos del hospital Sant Joan de Deu, según ella, la embajada española en Perú no responde a la petición de visado para la hija mayor del matrimonio.

Por último, María insistió en que, lo que pide es un permiso temporal y no para residir en España, ya que la familia "no quiere quedarse en Barcelona, sino regresar a su país para seguir con su vida", después de la muerte del menor de sus hijos.