12 de enero de 2008

España.- La Policía Nacional intercepta en aguas del Atlántico un velero de bandera británica con 600 kilos de cocaína

La operación, que continúa abierta, se salda por el momento con siete detenidos

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional interceptó ayer en aguas del Atlántico un velero con 600 kilos de cocaína que llegará durante la mañana de hoy a Las Palmas, según informaron fuentes de la Policía a Europa Press.

Según precisó el Ministerio del Interior en un comunicado, hay siete detenidos en la operación, denominada 'Santiago', los tres tripulantes de la embarcación, de nacionalidad española, francesa e italiana y otras cuatro personas más, que fueron detenidas en Madrid tras dos registros domiciliarios, de nacionalidad colombiana, venezolana y dominicana.

En los registros realizados en los domicilios de los detenidos en Madrid se han intervenido 35.000 euros en metálico, documentación que acredita la implicación en los hechos de los detenidos en Madrid, numerosos teléfonos móviles, entre ellos los que mantenían contacto con el velero, dos ordenadores y tres vehículos.

El velero fue localizado tras un amplio operativo policial y fue abordado por una aeronave del Ministerio de Defensa Español entre Azores y Madeira por un equipo de asalto del GEO que se había trasladado hasta ese punto a bordo de una patrullera.

En el interior del velero, llamado 'Lazy bones' se encontraron varias bolsas que contenían en su interior 600 paquetes de cocaína de un kilo de peso cada uno. La operación continua abierta por lo que no se descartan nuevas detenciones, detenidos y registros. El estupefaciente había sido trasvasado al velero desde otra embarcación en las proximidades de la isla caribeña de Antigua

La operación 'Santiago' ha sido realizada por la Brigada Central de Estupefacientes de la UDYCO Central, y ha contado con la colaboración del Grupo Especial de operaciones de la Policía Nacional y de la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria.

Según precisa Interior, las investigaciones se iniciaron a mediados del mes de noviembre del pasado año. Los agentes detectaron la presencia de un grupo de origen sudamericano, afincado en Madrid, dedicado a la introducción en nuestro país de importantes cantidades de cocaína por vía marítima a bordo de embarcaciones de recreo.

Las primeras investigaciones permitieron determinar que, desde un punto de la costa española, el velero "Lazy bones" había partido con destino a aguas del mar Caribe para cargar una importante cantidad de cocaína con destino a España.

Posteriormente se comprobó que, a mediados del mes de diciembre, el velero junto con sus tres tripulantes había llegado a la isla de Antigua. Allí, se pusieron en contacto con miembros de la organización proveedora de la droga así como con uno de los detenidos en Madrid, que había viajado hasta ese lugar para coordinar las labores de carga de la cocaína en el velero.

Tras ultimar los detalles de la carga y de la última fase del transporte, el velero inició su singladura con destino a un punto próximo a Antigua donde otra embarcación le trasvasó el estupefaciente. Después continuó su viaje de regreso a España por la ruta existente entre las islas de Azores y Madeira. Tras confirmar la carga ilegal de la embarcación la Policía Nacional procedió a abordar la embarcación.