28 de septiembre de 2007

España.-Porteiro pide "tiempo" para demostrar que la Delegación de la Xunta en Buenos Aires es "para todos los gallegos"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

La responsable de la Delegación de la Xunta de Galicia en Buenos Aires (Argentina), María Xosé Porteiro, pidió hoy "tiempo" para poder demostrar que esta nueva institución es "para Galicia y para todos los gallegos", lejos de intereses partidistas.

Antes de participar como compareciente en la Comisión para a Igualdade das Mulleres del Parlamento de Galicia, Porteiro resaltó que la creación de la Delegación de la Xunta en Buenos Aires es "la primera manifestación de política exterior y representación" de la Comunidad gallega fuera de su territorio.

Frente a las críticas del PP por la militancia socialistas de Porteiro, la nueva delegada de la Xunta para Argentina y Uruguay demandó "un tiempo" para poder hacer un trabajo en el que demostrará que la institución que tiene el "honor" de dirigir "es para Galicia y para todos los gallegos". Recalcó que "Galicia no es patrimonio de ningún partido" y que, "por supuesto, no lo es del PSOE".

Constató que los objetivos que asume desde el nuevo cargo es que la Comunidad gallega "tenga presencia e influencia en el continente latinoamericano", donde recordó que se concentra "la mayor presencia de gallegos en el exterior". "A ellos va dirigido nuestro trabajo", afirmó, aunque detalló que "no sólo a los emigrantes", ya que la oficina de la Xunta en Buenos Aires servirá de "representación de Galicia en el exterior".

Porteiro afirmó que la apertura de la Delegación de la Xunta en la capital argentina tiene "el valor" de que es "la primera vez que Galicia se sitúa en el mundo con una igualdad respecto a otras colectividades, países y pueblos que tienen mucha influencia en la política exterior". "Los gallegos somos como los italianos, los irlandeses, aspiramos a tener también eso --ese peso-- en los países donde estamos", dijo.

EMBAJADORES.

Según expuso, en Argentina y en Uruguay hay "muchos embajadores gallegos" que llevan toda la vida allí, en alusión a los emigrantes. Por ello, justificó que con la apertura de la Delegación, lo que se busca es "reforzar su papel" y contribuir a que segundas generaciones de descendientes de emigrantes "se sientan vinculados a Galicia y a Europa de una nueva manera" y también aporten "todo lo que puedan".

En cuanto a sus primeras acciones al frente de la Delegación de la Xunta en Buenos Aires, María Xosé Porteiro indicó que "lo primero" será ponerla en marcha, dotándola de los medios y recursos humanos necesarios "para que pueda funcionar correctamente". Añadió que después tocará "empezar a desarrollar las atribuciones fijadas" que son trabajar en los campos de relaciones económicas, culturales, cooperación al desarrollo y atención a las necesidades de los ciudadanos gallegos que residen en Argentina y Uruguay.

Porteiro, que hasta su nombramiento ayer por parte del Consello de la Xunta era diputada en el Congreso, tomará posesión de su cargo en los próximos días, ya que las oficinas de la delegación serán oficialmente inauguradas por el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, el 5 de octubre, dentro del viaje institucional que realizará a Argentina y Uruguay.