4 de septiembre de 2007

España/R.Dominicana.- La abuela del bebé fallecido en Reus pide ayuda para repatriar su cuerpo a Santo Domingo

La madre del niño sufre una crisis en el tanatorio y tiene que ser atendida por el Servicio Médico (SEM)

REUS (TARRAGONA), 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La abuela del pequeño de 11 meses fallecido en Reus (Tarragona) por presuntos malos tratos del compañero sentimental de su madre pidió ayuda económica para poder repatriar el cuerpo del bebé a Santo Domingo. La madre, que se encontraba junto a ella en el tanatorio, se desplomó tras sufrir una crisis nerviosa y tuvo que ser atendida por el Servicio de Emergencias Médicas (SEM).

"Está dormido, no está muerto, sólo dormido. Quiero que me lo devuelvan", gritaba Jessica Adánez, madre de Omar José, mientras permanecía estirada en el suelo. El pequeño, fruto de una relación anterior, era "muy alegre y risueño", añadió Jessica entre lágrimas antes de que llegara la ambulancia.

Después de los momentos de tensión vividos en el tanatorio, Remedios Adánez, abuela del niño, pidió "por favor a España" que ayuden a su familia para poder enterrar en la República Dominicana al bebé. "Sólo queremos que nos ayuden, somos una gente trabajadora y, aunque podemos pagar el entierro, no tenemos para enviar al bebé a Santo Domingo", explicó Remedios.

"ERA UNA PERSONA MUY FRÍA"

Para los allegados de la familia, el detenido no era "una persona de fiar" y, aunque reconocen que "nunca" han visto malos tratos, sí que afirman que "no les gustaba". La hermana de la madre, Jaqueline, aseguró que el detenido era una persona "fría y calculadora".

Según explicó la abuela del bebé, el sábado la madre dejó a su hijo jugando a cargo del detenido, con quien inició una relación hace unos meses, mientras iba a comprar al supermercado. Cuando llegó, se encontró al bebé "muriéndose mientras él jugaba con la consola", afirmó Remedios.

La familia acudió hoy al tanatorio a la espera de poder realizar el funeral de Omar José, después de que ayer la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Reus decretara la entrada en prisión sin fianza por asesinato para Luigi G.R., de 18 años.

El caso se remonta a las 15 horas del sábado, cuando el bebé llegó en ambulancia, ya sin vida, al Hospital Sant Joan de Reus. Una vez allí, los doctores comprobaron que el pequeño presentaba hematomas repartidos por todo el cuerpo y activaron el protocolo establecido en los casos de malos tratos a menores.