3 de agosto de 2006

España.- Recuperadas 400 aves exóticas de Sudamérica y Sudáfrica cuyo valor se estima en más de un millón de euros

Se trata de criadores, distribuidores y veterinarios que aprovechaban su actividad legal para introducir especies de forma fraudulenta

TRES CANTOS (MADRID), 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil han detenido a siete personas, todas ellas españolas, como presuntos integrantes de una red internacional dedicada al contrabando de animales exóticos, principalmente aves. Se trata de la denominada 'Operación Silvestre', llevada a cabo en las provincias de Madrid, Álava, Tarragona, Vizcaya, Orense, Burgos y Salamanca.

En la intervención se han incautado un total de 397 ejemplares procedentes de Perú, Brasil y Sudáfrica, entre ellas 13 rapaces (cuervos africanos y buitres), 355 exóticas (cotorras de Kramer y Yacos de cola roja) y 29 autóctonas (camachuelos y picos gordos), que podrían haber alcanzado un valor en el mercado de más de un millón de euros.

Así lo informaron hoy en rueda de prensa celebrada en la Comandancia de Madrid, ubicada en la localidad de Tres Cantos, la subdelegada del Gobierno, Pilar Gallego; el coronel jefe de la Guardia Civil en la región, Domingo Aguilera; y el comandante jefe del Seprona, Carlos Alonso.

La operación se inició el pasado mes de diciembre, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de varias empresas que realizaban transportes ilegales de aves. Posteriormente, en febrero, a raíz de los controles que habitualmente lleva a cabo la Benemérita, se localizó en la A-1 (carretera de Burgos) una furgoneta de reparto urgente que contenía un importante número de ejemplares de aves autóctonas.

Éstas estaban incluidas dentro del Catálogo Nacional de Especies Protegidas y en el Convenio Internacional sobre el Tráfico de Especies de Flora y Fauna (CITES), y por lo tanto de comercio ilícito o restringido. Días más tarde, fue intervenida otra partida, que al igual que la anterior, incumplían las normativas vigentes y cuyo origen se pudo constatar que procedían de Rusia.

Según explicó Alonso, ante los indicios que apuntaban la posibilidad de que ambas actuaciones tuvieran relación con la existencia de una trama y conjunto de personas dedicadas al tráfico de especies protegidas que podrían tener conexiones en distintos puntos de España, la Guardia Civil estableció un dispositivo para su localización.

CRIADORES, COMERCIANTES Y DISTRIBUIDORES

Así fue como se confirmó la existencia de una red compuesta por criadores, distribuidores mayoristas, comerciantes y veterinarios que colaboraban entre si para la captura, introducción y tráfico de especies protegidas (autóctonas y exóticas), que realizaban misiones perfectamente compartimentadas y con apoyos mutuos.

Seguidamente, se procedió a la detención de la persona que había remitido los envíos intervenidos y presunto cabecilla de la organización. Más adelante se llevaron a cabo cinco actuaciones simultáneas en Madrid, Vizcaya, Álava, Burgos, Tarragona y Orense, que culminaron con la detención de otras seis personas, procediéndose al registro de varias viviendas, tiendas, instalaciones y una clínica veterinaria.

Los arrestados son R.G.M., de 46 años y detenido en Miranda de Ebro (Burgos); J.C.L.O., de la misma edad y detenido en Arancudiaga (Vizcaya); C.E.S., de 45 años y detenido en Álava; M.S.P., de 61 y detenido en Orense; y R.C.F., de 53 años y detenido en Tarragona.

Además, y como consecuencia de los registros se intervinieron soportes informáticos ( seis CPUs y un ordenador portátil); un silenciador del calibre 22; gran cantidad de documentación CITES, alterada o falsificada; anillas identificativas de aves; tenazas para el desprecinto de las aves sin romper el anillado; dos congeladores y una nevera, conteniendo más de 100 animales congelados; cepos, redes y otras artes ilegales de caza; y más de 3.500 euros en metálico.

Con los datos obtenidos, en la mañana de ayer, miércoles, se procedió a la detención de A.P.G., y al registro de su vivienda en la capital salmantina, donde han sido intervenidas 47 aves exóticas así como documentos pendientes de ser analizados.

INCUBADORAS OCULTAS EN EQUIPAJES

De las investigaciones realizadas se desprende que los detenidos organizaban expolios de aves exóticas (principalmente psitácidas) en el medio natural de países como Sudáfrica, Perú o Brasil, utilizando métodos variados para su introducción en España tales como incubadoras disimuladas en equipajes de mano, fajas adosadas al cuerpo y simulación de envíos legales.

Para su introducción en el mercado español se valían de certificados falsos de nacimiento en cautividad redactados por uno de los detenidos que regenta una clínica veterinaria, falsificando o falseando la documentación CITES y, en algunos casos, la extracción de las anillas o microchip de terceros animales para su uso con los ilegalmente obtenidos.

Para apantallar este ilícito mercado los investigados se apoyaban en la simulación de transacciones entre ellos con facturas falsas o falsificadas, certificados CITES de otros animales falseados o falsificados, descubriéndose hasta la tenencia de más de 100 animales congelados supuestamente utilizados ante posibles inspecciones de los distintos Órganos Oficiales involucrados en su control.

La trama evidenciada con estas investigaciones se encuentra relacionada con la también investigada y desarticulada por la Guardia Civil en Madrid el pasado mes de marzo en la denominada 'Operación Exótica', iniciada tras el descubrimiento e intervención en el Aeropuerto de Barajas de 40 huevos de psitácidas obtenidos tras ser expoliados de las selvas amazónicas de Brasil, cuando intentaban introducirlos en España por un ciudadano brasileño valiéndose de una faja oculta bajo sus ropas.