3 de enero de 2007

España.- Rumiñahui Valencia lamenta la muerte de su compatriota y asegura que aún tenían esperanzas de encontrarlo vivo

VALENCIA, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la Asociación de Inmigrantes Ecuatorianos y Latinoamericanos 'Rumiñahui' de la Comunitat Valenciana, Edgar Constante, lamentó hoy la muerte de su compatriota Carlos Palate en el atentado terrorista del pasado sábado en Barajas, ya que, según dijo, aún tenían la esperanza de hallarlo con vida.

Aseguró que ahora "no queda otra cosa que seguir apoyando a la familia, a los parientes" porque "la vida continúa" y ofreció "todo el apoyo" de la asociación a los familiares de Palate "mientras se cura la herida".

Según Constante, su compatriota era un "trabajador" que vino desde Ecuador a Valencia para ayudar a la familia que dejó en su país de origen y reclamó que se indemnice a sus parientes "por esta situación que es muy complicada" y que reclamó que no se utilice "de forma partidista para no provocar malestar en la familia". En este sentido, instó a los políticos a "no pescar en río revuelto para sacar réditos políticos" y reclamó que se pueda vivir "en armonía y en paz".

La Asociación de Inmigrantes Ecuatorianos y Latinoamericanos 'Rumiñahui' de la Comunitat Valenciana ha convocado una concentración para el próximo domingo 14 de enero a las 11.00 horas en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia, con la que pretenden mostrar su "total rechazo" al atentado terrorista.

La asociación está también estudiando acciones de apoyo a la familia del desaparecido como realizar una colecta entre socios, amigos y simpatizantes así como entre la sociedad valenciana.