23 de octubre de 2006

España.- La Unión Iberoamericana de Colegios de Abogados inicia hoy en Madrid la celebración de su XXX aniversario

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Unión Iberoamericana de Colegios de Abogados (UIBA) conmemora entre hoy y el miércoles en Madrid el XXX aniversario de su creación. Entre los actos previstos, se encuentra que el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, entregue el martes la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort al decano del Colegio de Abogados de Madrid y presidente de la UIBA, Luis Martí Mingarro.

El martes también se concederá al abogado boliviano Reynaldo Peters el 'IV Premio UIBA a una trayectoria profesional al servicio del Derecho y la Justicia'. Asimismo, la tarde del miércoles tendrá lugar en el Palacio de la Zarzuela una audiencia con el Rey Juan Carlos para conmemorar los actos del aniversario de esta organización, presididos por el monarca.

Además del Rey, López Aguilar y Martí Mingarro, en los actos también intervendrán, entre otros, el vicepresidente primero de la Comunidad de Madrid, Alfredo Prada; el secretario general de la UIBA, Javier Quijano; el miembro del Consejo de la Magistratura de Argentina Enrique Basla; el presidente de la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio, Julían García Rubí, o el decano del Colegio de Abogados de Alcalá de Henares, José Luis Doñoro.

La UIBA, asociación profesional que representa a casi un millón de abogados de 22 países iberoamericanos, nació en 1976 bajo la presidencia del Rey de España para "contribuir al fortalecimiento de las estructuras del Estado de Derecho en Iberoamérica, desde los principios de la abogacía, basados en la dignidad y la independencia, valores esenciales en la realización de la Justicia", según señala el Colegio de Abogados de Madrid.

Desde la UIBA, añade, se ha promovido la cooperación entre las corporaciones profesionales de sus miembros para solucionar más eficazmente los problemas a los que se enfrentan estos países, a la vez que ha contribuido al "desarrollo" de los fines de Naciones Unidas y a la consecución de "un nuevo orden jurídico basado en la Justicia y en la paz".