2 de julio de 2008

España.- De la Vega: "Vamos a contratar menos inmigrantes"

"No es verdad que la Directiva europea de retorno vaya a afectar a los inmigrantes que están en España y que restrinja derechos"

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró hoy que en un mercado laboral en el que crece el desempleo se van a contratar menos inmigrantes en España.

"Es evidente que si tenemos hoy un mercado laboral en el que crece el paro y tenemos menos nivel de creación de empleo, no sea lo mismo. No vamos a poder utilizar o emplear a las mismas personas que hemos podido cuando hemos estado creando más de dos millones de empleos. Eso significa que, por tanto, vamos a contratar menos inmigrantes", aseveró De La Vega en entrevista a la cadena Ser recogida por Europa Press.

En esta línea se refirió al plan anunciado por el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, de retorno incentivado voluntario para volver al país de origen "con la posibilidad de, que cuando se recupere la situación, tener prioridad para volver".

"Es consecuencia derivada de una política de inmigración legal y ordenada y del reconocimiento de que hay una situación de dificultad económica y que, por tanto, no se crea el mismo nivel de empleo de hace cuatro años", declaró preguntada acerca de la relación entre la situación económica y las políticas de inmigración.

DIRECTIVA DE RETORNO: AVANCE PARA OTROS PAÍSES

Por otra parte, De la Vega se refirió a la Directiva europea de Retorno y dijo que "no es verdad que vaya a afectar a los inmigrantes que están en España y que restrinja derechos".

"No se puede descalificar algo que significa reconocimiento de derechos", afirmó y enumeró entre ellos la asistencia jurídica, el plazo límite al internamiento para una expulsión con garantías, la tutela judicial efectiva o el reconocimiento a los menores como tal y no como inmigrantes. Así, calificó esta política de inmigración como "avance" para muchos países europeos en los que la situación no es la misma que en España.

En este punto aseguró que "vendrán tiempos mejores" y que, entretanto, "para seguir manteniendo el nivel de bienestar, el nivel de protección, lo que no queremos es que haya inmigración irregular, que sea un instrumento de explotación de nadie".

Finalmente, la vicepresidenta quiso dejar claro que el Gobierno va a seguir ocupándose de las personas más desfavorecidas, que "en ningún caso se van a restringir las políticas sociales, que se va a gobernar buscando acuerdo con empresarios y sindicatos y que se van a ocupar de seguir con becas, invirtiendo en I+D+I y adoptando medidas estructurales para liberalizar y reactivar la economía, para ser más productivos".