21 de mayo de 2007

España/Venezuela.- Un centenar de policías y militares sigue buscando al empresario gallego Francisco Muradás

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Un centenar de policías y militares venezolanos sigue buscando al empresario gallego Francisco Muradás --secuestrado a finales de abril en el Estado de Bolívar (centro este del país)-- en la zona montañosa de El Perico, próxima al municipio de El Palmar (sur del Estado), informó hoy a Europa Press el comisario jefe del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) de Bolívar, Joel Rengifo Añez.

Rengifo Añez señaló no tener constancia de que los secuestradores se hayan puesto en contacto con la familia del rehén para pedir un rescate, por lo que mostró su convicción de que la banda aún se encuentra en esa zona, donde es "muy difícil" establecer comunicación telefónica.

Según el comisario, algunos miembros del grupo de secuestradores, que las autoridades venezolanas creen dedicado a la delincuencia común, "estaría intentando salir de la zona" para ponerse en contacto con la familia del rehén.

Rengifo Añez añadió que los policías y militares dedicados a este caso peinan la zona vía terrestre, ya que la frondosidad de los árboles --que alcanzan alturas de hasta 30 metros-- impide hacerlo por aire, y agregó que no usan perros guía, ya que en la zona hay "serpientes venenosas" que podrían atacarles.

La banda, que las autoridades estiman compuesta por unos ocho sujetos, estaría refugiada en un campamento improvisado construido con plásticos, como el que encontraron los equipos de búsqueda en El Perico poco después del secuestro del empresario.

De los 100 funcionarios que componen el dispositivo de búsqueda, unos 30 pertenecen al CICPC, otros tantos a la Policía del Estado y 40 al Ejército, precisó el comisario, quien indicó que no hay ningún funcionario español trabajando con ellos en el caso.

Francisco Muradás Bugallo fue secuestrado el pasado 28 de abril en su finca agroganadera de Venezuela, e introducido en su coche, que posteriormente se encontró abandonado, por unos desconocidos con uniforme militar que afirmaron tener motivos económicos.

Con él fueron tres los gallegos secuestrados en las últimas semanas en ese país. El pasado 21 de abril cinco hombres vestidos con uniformes de la Guardia Nacional raptaron al empresario natural de Orense Alberto Cid Souto en su finca de La Baranda, en el municipio de Anzoátegui del Estado de Cojedes, a 280 kilómetros de Caracas. A primeros de mayo fue liberado otro empresario natural de Carballo (La Coruña), Manuel Negreira Trigo, secuestrado hacía un mes en el Estado de Zulia.