23 de septiembre de 2014

Estados Unidos no considera al cambio climático como una prioridad principal

Estados Unidos no considera al cambio climático como una prioridad principal
EUROPA PRESS/OCTO

NUEVA YORK, 23 Sep. (Notimérica/EP) -

   Este martes la ONU ha reunido a los líderes mundiales para afrontar el reto que supone el cambio climático, pero aunque en Estados Unidos hay una amplia mayoría que opina que el calentamiento global es un hecho, la mayoría no lo calificaría como una de las mayores amenazas para el país, como sí sería el grupo insurgente conocido como Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS, por sus siglas en inglés).

   Según un estudio internacional de Tipología Política del Centro de Investigaciones Pew de este año, los estadounidenses forman parte de la población que menos preocupación tiene acerca de la amenaza que el cambio climático supone para su país. Para ellos, las amenazas prioritarias son el grupo ISIS, en un 67 por ciento de votos, el programa nuclear de Irán en un 59 por ciento, y el programa nuclear de Corea del Norte, con un 57 por ciento.

   El peligro que supone el cambio climático global suma el 48 por ciento para la población de Estados Unidos, y tanto el presidente estadounidense, Barack Obama, como el Congreso consideran que dicho fenómeno no merece más que un 28 por ciento en términos de prioridad.

   Por otra parte, un 61 por ciento de los encuestados ha asegurado que hay "sólida evidencia de que la temperatura de la Tierra ha aumentado su temperatura en las últimas décadas", y un 40 por ciento ha asegurado que ese cambio se debe a la actividad humana.

   Los hechos han provocado una división ideológica en los Estados Unidos muy acusada en la política actual, ya que un 91 por ciento de los liberales han indicado que la Tierra se está calentando, pero sólo un 21 por ciento del grupo conservador está de acuerdo.

   Asimismo, aproximadamente un 96 por ciento liberal junto con un 21 por ciento conservador ha señalado que Estados Unidos debería poner remedio al problema, en contraste con el dos por ciento liberal que, junto con el 75 por ciento conservador, ha asegurado que el país ya "ha ido demasiado lejos en sus esfuerzos" por evitar el cambio climático.