¿Estamos ante el comienzo de la reforestación del Amazonas?

¿Estamos ante el comienzo de la reforestación del Amazonas?
22 de octubre de 2018 REUTERS / JANINE COSTA

LIMA, 22 Oct. (Notimérica) -

Un grupo de científicos ha descubierto en Perú distintas especies de árboles que crecen en las tierras que han sido contaminadas por la minería de oro. Esta podría ser la clave de la lucha contra la deforestación en el Amazonas, que sólo el año pasado en la región sureste de Perú acabó con el 38 por ciento de la flora.

Como parte de la iniciativa de reforestación que llevan a cabo numerosas organizaciones, ahora se investiga qué árboles pueden sobrevivir en la arena contaminada fruto de la minería. De momento destaca el shihuahuaco, que además podría llegar a ser uno de los árboles más altos del bosque.

La minería de oro provoca el vertido de 180 toneladas anuales de mercurio en ríos, lagos y suelos de esta zona, lo que dificulta enormemente que la vida vuelva a los bosques de este símbolo de la biodiversidad.

Entre los experimentos destinados a la reforestación se encuentra el uso de un compost de biocarbono, hecho de cáscaras de castaña de Brasil de cultivo local. Con él se pretende evitar que el suelo absorba el mercurio y lo pase a los árboles, para así regenerar la capa superior del suelo.

100.000 HECTÁREAS DESTRUIDAS

De momento con esta práctica se han reforestado 42 hectáreas de tierra, que todavía son insignificantes si las comparamos con las 100.000 hectáreas de selva tropical destruidas por la minería desde 1985, de acuerdo con datos del Centro de Innovación Científica Amazónica (CINCIA).

El director del Centro Wake Forest para la Energía, el Medio Ambiente y la Sostenibilidad, Miles Silman, ha recalcado que este es con diferencia el mayor esfuerzo por la reforestación en tierras mineras, no sólo peruanas, sino también de Brasil, Colombia y Venezuela.

"La minería supone el uso más destructivo de la tierra que te puedas imaginar, exceptuando la destrucción nuclear", ha explicado Silman al diario inglés 'The Guardian'. "Sin embargo, en algunos casos estamos ante una tragedia que no tiene vuelta atrás, mientras que en otros todavía hay la posibilidad de que esa tierra pueda recuperarse y usarse en el futuro", ha señalado.

Según ha explicado, el proyecto se encuentra todavía en la etapa experimental, en la que "los científicos están buscando métodos y tecnologías para abordar el problema a mayor escala". Una vez se confirmen estos métodos, dice, trabajarán con las comunidades y los mineros para "ponerlos en práctica de forma masiva".

Contador