1 de diciembre de 2016

Un estudio reporta ciberespionaje ilegal en 12 estados mexicanos

CIUDAD DE MÉXICO, 1 Dic. (Notimérica) -

Un reciente estudio elaborado por la Red de Defensa de los Derechos Digitales (R3D) ha revelado que tres compañías mundiales de ciberespionaje han vendido sus programas a, al menos, 12 gobiernos estatales de México.

El informe titulado 'El Estado de Vigilancia: Fuera de Control' revela que las empresas de software Hacking Team, NSO Group y FinFisher forman parte de esta vigilancia irregular, según indica el diario mexicano 'Animal Político'.

La primera de ellas, Hacking Team, es el caso más claro de espionaje, ya que en 2015 se filtraron miles de correos y documentos en los cuales se destacaba que México invertía cerca de seis millones de euros en estos programas, coronándole como el principal comprador de mundial.

Esta información incluyó 12 entidades estatales relacionadas con dichas empresas, entre las que se encuentran Chihuahua, Durango, Taumalipas, Puebla, Ciudad de México, Guerrero, Campeche, Jalisco, Nayarit, Baja California, Estado de México y Tlaxcala.

No obstante, "la gran mayoría de las autoridades que adquirieron el software Hacking Team no poseen facultades legales o constitucionales para intervenir en comunicaciones privadas, por lo tanto, su adquisición como su uso es claramente ilegal", añade el informe.

UNO DE DOCE

En el país, solo las procuradurías y fiscalías de cada estado, la Policía Federal, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) y la Procuraduría General de la República pueden acceder a las comunicaciones privadas de los ciudadanos.

Sin embargo, no pueden hacerlo libremente, ya que necesitan una autorización previa de un juez federal especializado para comenzar la intervención de sus dispositivos. Tan solo Nuevo León ha procedido a esta petición, frente a los otros 12 estados que lo han ejecutado sin la aprobación.

Por su parte, en lo que se refiere al estado de Jalisco, el subsecretario de Planeación y Finanzas, Salvador González Reséndiz, indicó el año pasado que se había adquirido el software espía 'Galileo' --perteneciente a Hacking Team-- para utilizarlo en casos de secuestro. Sin embargo, el estudio indica que en dos años solo se reportaron dos intervenciones.

Por lo tanto, o las autoridades están interviniendo comunicaciones privadas sin autorización judicial o "de lo contrario, significa que el Gobierno gastó 748.000 pesos (36.330 dólares) para utilizarlo solo en dos ocasiones", expone el estudio de la R3D.

En la misma línea se encuentran Quétaro y Puebla, que gastaron más de cuatro millones (194.262 dólares) y 950.000 pesos (46.116 dólares) respectivamente en escasas solicitudes de espionaje. Por ello, los expertos de esta red indican en el texto que "no puede considerarse un ejercicio legítimo de poder del estado" el empleo de ataques informáticos con la utilización de este tipo de programas.