20 de marzo de 2019

El exlíder de las FARC reconoce que hubo casos de abuso sexual a menores en la guerrilla aunque fueron "aislados"

El exlíder de las FARC reconoce que hubo casos de abuso sexual a menores en la guerrilla aunque fueron "aislados"
REUTERS / LUIS JAIME ACOSTA - ARCHIVO

BOGOTÁ, 20 Mar. (Notimérica) -

El exlíder de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño, alias 'Timochenko', reconoció que hubo casos de abuso sexual dentro de las filas de esta guerrilla, aunque aseguró que fueron "aislados" y castigados.

Según 'Timochenko', los casos de abuso sexual cometidos por los ahora excombatientes eran "de los delitos más fuertes" que se castigaban en el Consejo de Guerra de las FARC.

"Sí, se dieron casos de violación y se trataron con el reglamento. De los que yo conocí, todos fueron condenados a fusilamiento, palabra que suena dura, pero así actuábamos", señaló el exlíder en una entrevista con 'Blu Radio'.

Estas declaraciones se producen después de que la Corporación Rosa Blanca, una organización formada por mujeres que se declaran víctimas de reclutamiento forzoso por parte de las FARC, denunciaran ante las Comisiones de Paz del Congreso colombiano a 25 exlíderes de la extinta guerrilla por violaciones y abortos.

"Aquí están los 25 mayores reclutadores, violadores y abortistas de las FARC", aseguró la presidenta de la Corporación Rosa Blanca, Lorena Murcia, informaron medios locales.

Según la corporación, la lista se basa en testimonios de más de 1.200 víctimas y de denuncias interpuestas en la Fiscalía, y mencionan entre otros a Londoño de cometer 14 reclutamientos, 3 violaciones y 6 abortos a niñas, a los senadores Pablo Catatumbo, Victoria Sandino, Carlos Antonio Lozada, y a los dirigentes Pastor Alape, alias 'Romaña', 'El Paisa', y al comandante abatido Raúl Reyes.

Del mismo modo, 'Timochenko' negó que los abusos sexuales fue parte de una "política sistemática" y catalogó las denuncias de abusos como un intento para "descalificar" el acuerdo de paz firmado en 2016 entre el Estado colombiano y las FARC.

Para leer más