20 de octubre de 2015

Felipe VI: "El español es un idioma universal, al servicio de la Comunidad Internacional"

MADRID, 20 Oct. (Notimérica) -

"El español es un idioma universal que se pone al servicio de la Comunidad Internacional (...) y contribuye a garantizar la mayor diversidad lingüística en el mundo. Son muy pocos los idiomas que, por su pujanza y su peso, pueden desempeñar esta importante función y el español es, probablemente, uno de los más significados". Así arrancó el discurso del rey Felipe VI de España en la reunión anual del Patronato del Instituto Cervantes celebrada en el Palacio Real de El Pardo (Madrid) este lunes 19 de octubre, donde el monarca ha incidido en los retos que tiene el español en los próximos años.

"El auge de nuestro idioma en términos generales -como lengua materna, de estudio, de los negocios, de las relaciones internacionales, de Internet, en suma, como segunda lengua de comunicación internacional- es un hecho objetivo bien conocido. Por ello, los retos a los que se enfrenta son más bien los desafíos propios del crecimiento", afirmó el Rey.

"En este escenario, positivo pero complejo, los españoles siempre hemos tenido muy claro que somos únicamente copropietarios de este tesoro cultural y lingüístico que compartimos con tantos hispanohablantes del mundo", añadió. De ahí la estrecha colaboración del Instituto Cervantes, la institución pública creada por España en 1991 para la promoción y enseñanza del español, con otras instituciones de países terceros, que "actúa desde una clara visión iberoamericanista" y promociona "toda la cultura en español".

Concluyó Don Felipe expresando su deseo de que "los hispanohablantes sigan proyectando nuestro idioma común con la eficacia y la estima que merece", además de mencionar a todos aquellos que se sienten cerca de nuestra lengua "que la consideren siempre como un instrumento de amistad y de comunicación que les ofrecemos de todo corazón todos los que hablamos español".

A la reunión han asistido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (presidente ejecutivo del Patronato) y los ministros de Asuntos Exteriores y de Educación y Cultura, entre otros patronos. En el encuentro, además se ha analizado el balance del curso académico 2014-2015 y los principales proyectos para la promoción internacional del español y su cultura.

"SE HA PASADO A UN CERVANTES DIGITAL".

En rueda de prensa, el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, junto con el secretario general, Rafael Rodríguez-Ponga, han informado a los medios sobre la situación actual del Patronato y los principales proyectos para la promoción internacional de la lengua española. Destacan como principales apuestas "el mundo digital" y por la labor de evaluación y certificación del español.

"El mundo digital se ha instalado en el corazón del Instituto", afirmó García de la Concha. "Se ha pasado a un Cervantes digital". Así lo demuestran el aumento de la enseñanza de español por Internet o la profunda modernización de la plataforma AVE Global (Aula Virtual de Español). Todo ello, porque "el crecimiento de la enseñanza digital en lenguas va a ser progresivamente avasallante".

En cuanto a la creciente importancia de la evaluación (exámenes de español) y la certificación (diplomas y certificados que acrediten su conocimiento), el Instituto ha visto aumentar en más de un 9% los aspirantes a obtener el diploma de español DELE, que es el título oficial de referencia, reconocido en todo el mundo.

Al diploma DELE se suma ahora el SIELE, el Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española, que entrará en funcionamiento en enero próximo y permitirá obtener un certificado por Internet de forma ágil y rápida. "Esperamos que el SIELE sea una fuente de financiación muy importante con el tiempo", ha dicho García de la Concha.

En el apartado económico, continuará el proceso de reducir costes y mejorar servicios. La autofinanciación alcanza este año 2015 -a la espera de cerrar el ejercicio- el 49 % del presupuesto. En 2016 será un poco menor, un 45 %, dado que la aportación del Estado vía transferencias aumenta de 54 a 65 millones de euros.

Además, ya no será necesario vender edificios, como se ha hecho con las sedes de Bruselas y Tel Aviv, se mantendrán los puestos de trabajo y aumentarán previsiblemente los ingresos relacionados con la enseñanza de español (clases presenciales, por Internet, cursos de profesores...), así como por los diplomas DELE, los nuevos certificados SIELE, etc.

Los DELE seguirán aumentando por otra razón: las nuevas leyes de nacionalidad (por residencia y para sefardíes) exigen a los aspirantes -no hispanohablantes- conseguir el diploma, en un nivel A2 como mínimo. También se exige a todos ellos que superen una nueva prueba de conocimientos socioculturales y de la Constitución española (llamada "prueba CCSE") que ha elaborado y administra el Instituto desde este mes de octubre. La primera convocatoria se celebrará el próximo 29 de octubre y en estos momentos hay inscritos 1.371 aspirantes.

Por otro lado, el Instituto Cervantes colaborará en formación de los refugiados extranjeros: próximamente firmará un convenio con el Ministerio de Educación para que éstos aprendan español por Internet, con ayuda de un tutor. Los niños y jóvenes lo harán a través del curso del Instituto "¡Hola, amigos!", y los adultos, a través de AVE Global.