1 de marzo de 2019

El fenómeno meteorológico 'El Niño' provocó más brotes de peste, cólera o dengue, según un estudio de la NASA

El fenómeno meteorológico 'El Niño' provocó más brotes de peste, cólera o dengue, según un estudio de la NASA
EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El fenómeno meteorológico conocido como 'El Niño' en 2015-2016 trajo condiciones climáticas que desencadenaron brotes regionales de enfermedades en todo el mundo, entre ellas peste, cólera o dengue, según un nuevo estudio de la NASA que es el primero en evaluar de manera integral los impactos en la salud pública del mayor evento climático a escala mundial.

'El Niño' es un patrón climático que se repite irregularmente y se caracteriza por temperaturas del océano más cálidas que las habituales en el Pacífico ecuatorial, lo que crea un efecto dominó de los cambios climáticos anticipados en regiones lejanas de la Tierra.

De acuerdo con este informe de la NASA, publicado en la revista 'Scientific Reports', durante el evento 2015-2016 los cambios en las precipitaciones, las temperaturas de la superficie terrestre y la vegetación crearon y facilitaron las condiciones para la transmisión de enfermedades, lo que provocó un aumento en los casos notificados de peste y hantavirus en Colorado y Nuevo México (Estados Unidos), cólera en Tanzania y fiebre del dengue en Brasil y sudeste asiático, entre otros.

"La fortaleza de este 'El Niño' estuvo entre los tres primeros de los últimos 50 años, por lo que el impacto sobre el clima y, por lo tanto, las enfermedades en estas regiones fue especialmente pronunciado. Al analizar los datos satelitales y los modelos para rastrear esas anomalías climáticas, junto con los registros de salud pública, pudimos cuantificar esa relación", explica el autor principal, Assaf Anyamba, científico investigador del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland (Estados Unidos).

El estudio utilizó una serie de conjuntos de datos climáticos, entre ellos la temperatura de la superficie terrestre y los datos de vegetación del espectrorradiómetro de imágenes de media resolución a bordo del satélite Terra de la NASA, y los conjuntos de datos de precipitación de la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés).

Según los datos de brotes mensuales de 2002 a 2016 en los estados norteamericanos de Colorado y Nuevo México, los casos reportados de peste alcanzaron su nivel más alto en 2015, mientras que el número de casos de hantavirus alcanzó su punto máximo en 2016. La causa del aumento en ambas enfermedades potencialmente fatales fue que 'El Niño' aumentó las precipitaciones y produjo temperaturas más moderadas en el sudoeste de Estados Unidos, lo que estimuló el crecimiento de vegetación y proporcionó más alimento para los roedores que portan el hantavirus.

Esta explosión de la población de roedores resultante los puso en contacto más frecuente con los humanos, quienes contraen la enfermedad potencialmente mortal principalmente a través de la contaminación fecal u urinaria. A medida que proliferaban sus huéspedes roedores, también lo hacían las pulgas portadoras de plagas.

MÁS COLERA EN TANZANIA Y DENGUE EN BRASIL

A un continente de distancia, en Tanzania, el número de casos notificados de cólera en 2015 y 2016 fue el segundo y el tercero más alto, respectivamente, en un período de 18 años desde 2000 hasta 2017. El aumento de las precipitaciones en África oriental durante 'El Niño' permitió que las aguas residuales contaminaran las fuentes de agua locales, como el agua potable no tratada. "El cólera no sale del sistema rápidamente, así que aunque se amplificó en 2015-2016, en realidad continuó en 2017 y 2018. Estamos hablando de un pico duradero y de cola larga", explican los científicos de la NASA.

En Brasil y el sudeste de Asia, durante 'El Niño' se produjo un aumento de la proliferación de la fiebre del dengue. El número de casos notificados de la enfermedad potencialmente mortal transmitida por mosquitos en 2015 fue el más alto de 2000 a 2017. En el sudeste asiático, a saber, Indonesia y Tailandia, el número de casos notificados, aunque relativamente bajo para un año de 'El Niño', fue aún más alto que en años sin este fenómeno.

En ambas regiones, 'El Niño' trajo temperaturas de la superficie terrestre más altas de lo normal y, por lo tanto, hábitats más secos, lo que atrajo a los mosquitos a áreas urbanas pobladas que contenían el agua necesaria para poner huevos. A medida que el aire se calentaba, los mosquitos también se hacían más hambrientos y alcanzaban la madurez sexual más rápidamente, lo que daba como resultado un aumento de las picaduras de mosquitos, según el estudio.

Para leer más