28 de julio de 2016

La Fiscalía acusa a la exnovia de Evo Morales por tráfico de influencias

La Fiscalía acusa a la exnovia de Evo Morales por tráfico de influencias
FACEBOOK

LA PAZ, 28 Jul. (Notimérica) -

La Fiscalía de Bolivia presentó la acusación formal contra la exgerente de la empresa china CAMC, Gabriela Zapata, quien es también la exnovia del presidente del país, Evo Morales, ante el Juzgado Primero de Instrucción Anticorrupción de El Alto por presunto enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias.

La comisión de fiscales acusa a Zapata por delitos de asociación delictiva, legitimación de ganancias ilícitas, falsedad ideológica, uso de instrumentos falsificados, además de uso indebido de bienes y servicios públicos, tal y como recoge el diario 'La Razón'.

"El Ministerio Público ha logrado recoger elementos suficientes para sostener la acusación fiscal y tener éxito en la sustentación de la misma ante el órgano Judicial", anunció el fiscal departamental Edwin Blanco.

El 'Caso Zapata' salió a la luz pública después de que el productor de televisión Carlos Valverde denunciara un presunto tráfico de influencias entre el Estado y la empresa CAMC, a partir de una relación sentimental entre la acusada y Morales.

OTROS ACUSADOS

Durante el proceso de investigación fue implicada la exdirectora de la Unidad de Gestión Social del Ministerio de la Presidencia, Cristina Choque, por permitir que Zapata utilizase las oficinas y movilidades de ese despacho para fines ilícitos.

Otro de los imputados es el socio Ricardo Alegría, ya que entre noviembre de 2013 y febrero 2014 realizó cinco depósitos bancarios que suman cerca de 10.000 dólares a la cuenta de Zapata.

El exchofer de la misma dependencia, Jimmy Morales, fue otro de los implicados tras realizar un desembolso de 30.000 dólares a la cuenta de Zapata. Es así que fue acusado de asociación delictiva, incumplimiento de deberes y uso indebido de bienes y servicios públicos.

También, el socio de Zapata, Carlo Marvin Ramírez, fue acusado de asociación delictiva en grado de autoría y uso inadecuado de bienes y servicios públicos en grado de complicidad.

Los últimos acusados fueron los abogados de Zapata, Walter Zuleta y Williams Sánchez, por mantener reuniones con la exgerente y los demás acusados y por lo tanto colaborar con el enriquecimiento ilícito y asociación delictiva.

Actualmente Zapata, Choque, Ramirez, Alegría y Morales guardan detención preventiva, mientras que Zuleta estaría en Perú y habría solicitado refugio político.

"Ambos abogados fueron vistos juntos en Lima y presentaron una solicitud de refugio", explicó el portavoz gubernamental Carlos Romero.

Romero ha revelado que ya se ha puesto en contacto con su homólogo peruano, José Luis Pérez Guadalupe para informarle de la situación legal de los abogados en Bolivia.