4 de abril de 2011

Air France califica de "buena noticia" la localización de nuevos restos del vuelo Río-París de 2009

Con 8,7 millones, la operación de búsqueda la financian a partes iguales Airbus y Air France

PARÍS, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Air France ha acogido con satisfacción el hallazgo de una sección del fuselaje del A330-200 de la aerolínea que cayó al Atlántico cuando cubría la ruta Río de Janeiro-París el 1 de junio de 2009, que calificó de "muy buena noticia" ya que abre la esperanza a recopilar información que esclarezca las causas del accidente aéreo en el que murieron 228 personas.

La Oficina de Investigación y Análisis para la Seguridad de la Aviación Civil (BEA, por siglas en francés) notificó ayer la localización de restos de la aeronave, casi a tres meses de cumplirse los dos años del siniestro, y tras cuatro campañas de búsqueda para hallar las cajas negras.

En el accidente del vuelo AF447, un A330 de Air France, murieron 228 de 32 nacionalidades diferentes, entre ellas 61 franceses y 58 brasileños.

"La localización, justo unos días después del lanzamiento de la cuarta fase de la investigación financiada por Air France y Airbus es una muy buena noticia, ya que trae la esperanza de que finalmente pueda recopilarse información para esclarecer las causas de este accidente hasta la fecha inexplicable", ha asegurado el director general de Air France-KLM, Pierre-Henri Gourgeon.

El responsable de la aerolínea agradeció a las autoridades francesas que se haya continuado con la investigación a la que se han destinado "recursos sin precedentes", así como a todos los equipos que participan en la misma, como los del equipo del buque Alucia, y a todos los que contribuyan a recuperar las cajas negras.

La cuarta fase de la investigación técnica comenzó el pasado 25 de marzo frente a las costas de Brasil, y es la naviera 'Alucia' la que se ha acercado a la zona del accidente para su registro.

CUARTA CAMPAÑA DE BÚSQUEDA.

Esta nueva operación se financia a partes iguales por Airbus y Air France por un total de 12,5 millones de dólares (8,7 millones de euros), campaña que durará hasta julio de 2011.

La BEA dio por concluidas las tareas de búsqueda de las cajas negras el 20 de agosto de 2009, que no permitieron su localización, pero sí algunos restos del avión. En sus primeras fases, los expertos analizaron unos 1.000 fragmentos del avión.

El segundo informe emitido por la Oficina recomendó "cambiar los criterios para la certificación" de las sondas de velocidad, conocidas como 'pitot' de la marca Thales, lo que arrojaba una nueva sombra sobre la fiabilidad de las mismas.

Airbus, la AESA y la Oficina de Seguridad del Transporte de los EE.UU. (DOT) instaron a las compañías aéreas a sustituir los tubos 'pitot' del fabricante francés en los A330 y A340 de su flota, por otras del fabricante estadounidense Goodrich, por considerarlas más fiables.

Air France-KLM y Airbus han sido imputadas por 'homicidio involuntario' por la juez que instruye la investigación del accidente. Tanto Air France como Airbus no se hacen responsables del accidente, cuando todavía no han aparecido las cajas negras del avión, y cuestionan la pertinencia de una acusación ahora.