15 de octubre de 2011

Francia/Brasil.- Publicadas las últimas conversaciones entre los pilotos del avión de Air France siniestrado en 2009

NUEVA YORK, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las conversaciones mantenidas entre los miembros de la tripulación del vuelo 447 de Air France que se precipitó contra el océano Atlántico en junio de 2009 han sido desveladas en el libro 'Erreurs de Pilotage' (Errores de pilotaje), publicado recientemente por el experto aeronáutico Jean Pierre Otelli.

Un miembro de la tripulación exclamó tres segundos antes del impacto "maldita sea, nos vamos a estrellar, no puede ser verdad".

Este testimonio ha quedado grabado en las cajas negras recuperadas del vuelo que partía desde Brasil con dirección Francia casi dos años después del accidente, que acabó con la vida de 228 personas, sin hallarse supervivientes.

La tripulación no entendía por qué el aparato no respondía y el libro ratifica que el avión descendió un total de 38.000 pies en tan solo 3 minutos y 30 segundos. Ante esta situación, el copiloto gritó varias veces "sube, sube, sube", a lo que el piloto le respondió que "ya había estado tirando de la palanca durante un rato".

El Comité de Investigación y Análisis francés (BEA) sostuvo que los problemas comenzaron en los medidores de velocidad del aparato, un Airbus A330, y con la desconexión del piloto de autonavegación. Las averiguaciones indican que los pilotos también fracasaron en su intento de encauzar la situación.

CRÍTICAS POR LA PUBLICACIÓN

El BEA ha condenado enérgicamente la difusión de este episodio al argüir que viola las regulaciones europeas y muestra una falta de respeto hacia los miembros de la tripulación.

"Cualquier intento de interpretación en este punto es parcial y, como resultado, solo puede insuflar las llamas de la polémica de los últimos meses, que, ante todo, son muy dañinas", ha manifestado el BEA en un comunicado.

Air France, por su parte, también ha criticado su publicación, la cual ha descrito como "sensacionalista y de información no verificable" que "perjudica la memoria de la tripulación y los pasajeros que perdieron la vida" en el siniestro.

Según ha informado un corresponsal la CNN, este material aporta un "dramático trasfondo de lo que ocurrió", si bien no añade ningún detalle nuevo a la investigación.

Air France ha insistido en la necesidad de que los trabajos para esclarecer "el delicado asunto de interferencia entre humanos y maquinaria" siga su curso.

Hasta el momento, el BEA ha emitido un total de diez recomendaciones de seguridad, entre las cuales insta a proveer de formación adicional a los pilotos en situaciones de crisis en grandes altitudes. No obstante, estos puntos serán incluidos de forma oficial en un informe final sobre el accidente que está previsto que se publique en junio del próximo año.