27 de junio de 2014

Francotirador pidió permiso para disparar en la inauguración del Mundial

Francotirador pidió permiso para disparar en la inauguración del Mundial
GETTY

RÍO DE JANEIRO, 27 Jun. (Notimérica/EP) -  

   Un fallo de seguridad en la inauguración del Mundial de Fútbol en São Paulo casi acaba con una muerte en el estadio de Itaquerão, puesto que una vez iniciado el partido un francotirador de élite avistó a un hombre armado próximo a la tribuna donde estaba la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y pidió permiso para disparar.

   Según publica el diario 'Folha de São Paulo', la confusión se produjo tras la ceremonia de apertura y una vez ya iniciado el partido entre Brasil y Croacia. Un francotirador del grupo especial de Rescate (GER) de la Policía Civil avistó a un hombre con uniforme del Grupo de Acciones Tácticas (GAT) en una zona a la que, en teoría, tenía el acceso prohibido. El francotirador pidió permiso a sus superiores para abatir al sospechoso, pero éstos comprobaron que era un policía antes de autorizar el disparo.

   La falta de coordinación entre la Policía Civil y la Policía Militar fue la causante del incidente, que ya está siendo investigado, según ha confirmado la Secretaría de Seguridad Pública de São Paulo. En la tribuna donde estuvo punto de morir abatido el policía estaban presentes, además de Rousseff, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon; la presidenta de Chile, Michelle  Bachelet; y el presidente de la FIFA, Joseph Blatter.