El fugado de la matanza de Atocha en Brasil será juzgado otra vez en España por quebrantar la condena

El fugado de la matanza de Atocha en Brasil será juzgado otra vez en España por quebrantar la condena
7 de diciembre de 2018 MINISTERIO DEL INTERIOR

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El penado por la matanza de los abogados de Atocha en 1977 Carlos Garcia Juliá, detenido este jueves en Brasil, deberá someterse a un nuevo juicio cuando sea entregado a España por quebrantamiento de condena, según han informado a Europa Press en fuentes jurídicas.

García Juliá, que se fugó de España durante un permiso penitenciario en 1994 cuando aún no había cumplido toda la condena por aquellos asesinatos, tendrá que ser entregado a España próximamente pero el trámite se puede alargar unos días.

En concreto, las fuentes consultadas explican que primero se debe revisar la vigencia de la orden internacional de detención y entrega que España emitió a su fuga y que ha motivado el arresto en Brasil.

En todo caso, la Sección de Ejecutorias de la Audiencia Nacional ha dado traslado a la Fiscalía para que emita informe sobre la vigencia de la orden y se pronuncie sobre si procede su entrega a España.

Una vez el Ministerio Público emita su dictamen, la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, el tribunal que le sentenció, tendrá que emitir un auto en el que solicite formalmente a Brasil que entregue al penado.

A partir de ahí, tendrá que cumplir la condena que dejó a medias con su fuga, unos diez años de prisión de acuerdo a las mismas fuentes, y afrontar nuevos cargos por el quebrantamiento de condena en el que incurrió al fugarse del país.

García Juliá fue condenado a 193 años de cárcel en 1980 por el asesinato de 5 personas en el centro de Madrid el 24 de enero de 1977, como parte del grupo de terroristas de extrema derecha que perpetraron la matanza en el despacho de abogados laboralistas de Comisiones Obreras, en el 55 de la calle Atocha.

DETENCIÓN

Uno de los autores de la matanza de Atocha en 1977, fue detenido en Sao Paulo el pasado 5 de diciembre gracias a una investigación de la Policía Nacional y de la Policía Federal de Brasil, que había detectado su identidad falsa con la que se mantuvo oculto 24 años en países como Chile, Argentina, Venezuela y, finalmente, Brasil, donde fue arrestado y ahora aguarda a su posible extradición a España.

Sobre la detención, confirmada este jueves por fuentes policiales, darán detalles la Policía brasileña y la española -representada por un comisario y un inspector jefe-- en una rueda de prensa conjunta que se celebrará este viernes. García Juliá era reclamado desde 1994 por la Audiencia Nacional por participar, junto a otras tres personas, en el atentado ultraderechista contra los abogados laboralistas de la madrileña calle de Atocha. Entonces tenía 22 años.

Contador