2 de septiembre de 2015

Un general acusado de asesinato durante la dictadura uruguaya se suicida

MONTEVIDEO, 2 Sep. (Notimérica) -

El general uruguayo retirado Pedro Barneix, que estaba acusado por el asesinato del militante de izquierda Aldo Perrini en 1974, durante la dictadura uruguaya, se ha suicidado en las últimas horas, han informado los medios uruguayos.

La Suprema Corte de Justicia (SCJ) había rechazado hace unos días el recurso que interpuso la defensa del general, quien fue hombre de confianza del Gobierno durante el primer mandato del presidente uruguayo, Tabaré Vázquez (2005-2010).

Barneix y el general Carlos Díaz, coordinados por el coronel Raúl Gloodtdofsky, integraron una comisión de investigación en la interna de las Fuerzas Armadas con el objetivo de recolectar información sobre el destino de los desaparecidos en la dictadura.

El trabajo de Barneix y Díaz recibió graves críticas por parte de las organizaciones de Derechos Humanos, que consideraron que los militares no obtuvieron resultados sustanciales para avanzar con la ubicación de los restos.

En 2005, Barneix informó erróneamente del sitio donde estaba enterrada la hija del poeta argentino Juan Gelman, María Claudia García, desaparecida durante la dictadura uruguaya. El entonces comandante en jefe Ángel Bertolotti llevó a la hija de la víctima, Macarena Gelman, al lugar equivocado.

Tampoco ninguno de los sitios que Barneix indicó como lugar de entierro de desaparecidos fue veraz, pese a que los antropólogos trabajaron durante un año en los sitios que él indicó.

En 2011, Barneix y otro militar de la dictadura Washington Perdomo, se negaron a acudir ante la jueza Mariana Motta por el asesinato de Perrini, alegando "prescriptibilidad en el tiempo" del delito imputado.

Un documento interno del Ejército reveló que Barneix estaba presente junto a Perdomo, el oficial José Boudean y otro militar de apellido Puijvert cuando torturaron a Perrini.

Barneix era en aquel entonces teniente primero y estaba de guardia ese día. Reconoció ante la Justicia que estuvo presente durante los interrogatorios, pero negó tener responsabilidad en la muerte de Perrini.