24 de mayo de 2016

La globalización y las embarazadas, los peligros del virus zika

La globalización y las embarazadas, los peligros del virus zika
EUROPA PRESS

MADRID, 24 May. (Notimérica) -

Este martes la Casa América de Madrid acogió la mesa redonda 'El Zika en América Latina: alerta si, alarma no' con el fin de informar acerca de la repercusión del virus que continúa expandiéndose por Iberoamérica y está causando problemas en embarazadas.

A pesar de ser una enfermedad leve, la complicación surge en embarazadas que pueden trasmitir el virus del zika a su bebe y eso puede provocar en algunas ocasiones no solo microcefalia, sino también otras malformaciones.

"El tema de la microcefalia en embarazadas es especialmente preocupante, en ese sentido es necesario mucha información para viajeras", afirmó la representante del Centro Nacional de Epidemología del Insituto de Salud Carlos III, Rosa Cano Portero.

El periodo de incubación de la enfermedad no está claro pero varía entre 3 y 5 días donde se pueden manifestar síntomas similares a otras enfermedades como el dengue o la chicunguya: fiebre, erupciones cutáneas, conjuntivitis, dolores musculares y articulares, malestar y cefaleas.

Durante los grande brotes que se han producido en la Polinesia francesa en 2013 y en Brasil en 2015, las autoridades nacionales notificaron complicaciones, pero no se caracteriza por la mortalidad.

"Es un problema de salud pública porque se extiende muy rápidamente, aunque es una enfermedad leve nos hemos dotado de guías para detectar los síntomas, que normalmente son fiebre y erupciones en la piel", aportó Cano Portero.

La globalización ha hecho que las enfermedades víricas se expandan con mayor rapidez, lo que implica un incremento de medidas sobre la fuente de infección.

Además, al ser una enfermedad asintomática hace que durante el periodo de incubación las personas se puedan mover de una punta a otra del mundo, propagando el virus y siendo más difícil detectarla. Aún así, las complicaciones que puedan darse durante la enfermedad son algo excepcional y se resuelven rápido.

"Se considera un virus emergente, aunque se encontró en 1947 en un mono en Uganda, nos empieza a preocupar ahora", afirmó la coordinadora del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Carmen Amela.

Amela señaló la importancia de la participación de la comunidad para poder informar y también entender la propagación del virus para poder actuar. "Se están haciendo muchas cosas pero no es algo sencillo", afirmó.

El papel de los medios de comunicación es importante para poder transmitir información del virus. "Lo idóneo sería que los medios de comunicación alertaran, no alarmasen, porque los medios muchas veces buscan lo novedoso, pero estos problemas requieren una mirada multidisciplinar, continua y fidedinga", afirmó la representante de la Fundación Mundo Sano, Miriam Navarro.

Las comunidades deben apoyar los esfuerzos de los gobiernos locales por reducir la densidad de los mosquitos --ya que el Zika se transmite por el mosquito Aedes aegypti-- en sus localidades y esforzarse en eliminar los lugares de cría en aguas estancadas. A su vez, deben ser facilitar información de prevención y cura.

Actualmente, son 61 los países del mundo donde está el virus del Zika, siendo Iberoamerica la región más castigada, también por el dengue y la chicunguya, lo que hace que se estén sobrecargando los sistemas de salud de la zona.

En centroamérica están aumentando los casos debido a la llegada del invierno en sudamérica, lo que hace que se trabaje en el control vectorial.

¿COMO PUEDO ACTUAR PARA EVITAR EL VIRUS DEL ZIKA?

Los mosquitos y sus lugares de cría suponen un factor de riesgo de infección por el virus del Zika, por lo que la prevención y el control dependen del número de mosquitos a través de la eliminación y modificación de los lugares de cría. Además, de la disminución de los contactos entre mosquitos y las personas.

Para evitar las picaduras conviene utilizar repelentes de insectos regularmente y de forma adecuadada, ponerse ropa que cubra al máximo el cuerpo e instalar barreras físicas como los mosquiteros a la hora de dormir. También, es sumamente importante vaciar, limpiar o cubrir regularmente los contenedores que puedan acumular agua.

Todas las personas que se hayan infectado con el virus zika y sus parejas sexuales deben tener prácticas seguras, utilizando preservativos de forma correcta y sistemática. Además, quienes estén de retorno de zonas con transmisión local del virus deben adoptar prácticas sexuales o abstenerse de ellas durante un mínimo de cuatro semanas, a fin de reducir el riesgo de transmisión.

Lo ideal es recibir un consejo sanitario específico, especialmente para viajeros sobre las zonas donde hay mayor riesgo de contagio y las épocas de peligro, siendo el verano el periodo mayor incremento de mosquitos.