6 de mayo de 2015

Gobierno colombiano pide a víctimas de abusos de soldados estadounidenses que denuncien

Gobierno colombiano pide a víctimas de abusos de soldados estadounidenses que denuncien
REUTERS

BOGOTÁ, 6 May. (Notimérica) -

   La directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Cristina Plazas, ha solicitado este martes iniciar una búsqueda de las niñas y adolescentes que sufrieron abusos sexuales de militares de Estados Unidos, entre 2003 y 2007. Además, grabaron videos y los vendieron como material pornográfico.

   Plazas ha explicado que pidió a los directores regionales de los departamentos de Cundinamarca y Tolima "designar unas comisiones especiales que se encarguen de establecer un mecanismo que permita hacer una búsqueda activa" de estas mujeres, con el fin de que instauren las respectivas denuncias y puedan recibir todo el apoyo psicológico por parte del Estado.

   Además, ha repudiado los actos cometidos por los militares estadounidenses, aclarando que las mujeres víctimas pueden denunciar los hechos en la línea telefónica 018000 91 8080, según ha publicado el diario colombiano 'El Tiempo'.

   Los abusos fueron revelados el pasado febrero, cuando se presentó el informe 'Contribución al entendimiento del conflicto armado en Colombia', realizado por la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas. El informe se hizo público en el marco del proceso de paz que tiene lugar en La Habana entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

   El informe evidenció aberrantes casos de violencia sexual que cometieron soldados y contratistas norteamericanos en territorio colombiano durante la ejecución del Plan Colombia, entre 2003 y 2007.

   Las 53 menores de edad violadas residían en el municipio colombiano de Melgar y en la vecina ciudad de Girardot. También en Melgar, un contratista y un sargento de Estados Unidos violaron a una niña de 12 años en el 2007. Tanto por las actividades que realizaron, como por su estatus de inmunidad, contribuyen a "la inseguridad de la población en zonas de conflicto, pero también en otras áreas en las que se concentran y están en contacto con la población civil".

LA RESPUESTA DE ESTADOS UNIDOS

   El embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, ha afirmado: "Quiero ser muy claro: el Gobierno de Estados Unidos, y yo, como su Embajador en Colombia, no permitimos en absoluto este tipo de conducta".

   "La embajada de Estados Unidos en Colombia ha trabajado cercanamente con las autoridades colombianas para investigar los hechos y tomar las acciones disciplinarias necesarias", ha añadido el diplomático.

   Sin embargo, los expertos que elaboraron el documento han considerado que este comportamiento sexista y discriminatorio por parte de extranjeros se puede denominar 'imperialismo sexual', igual al padecido en todos los lugares donde se encuentran militares de los Estados Unidos, como en Filipinas, Japón o Corea del Sur.

   El informe también menciona ataques sexuales cometidos por el Ejército colombiano y las FARC. La Unidad de Víctimas ha incluido en sus registros a 8.394 personas (el 88 por ciento, mujeres) que han sufrido los delitos sexuales cometidos por los diferentes actores del conflicto armado colombiano.